En Venezuela las importaciones han perjudicado a los productores de carne de ave

En Venezuela las importaciones han perjudicado a los productores de carne de ave

Productores avícolas venezolanos observan con preocupación la importación de carne de ave, ya que éstas han dejado un saldo negativo en los resultados de las empresas el año pasado.

Las frecuentes compras alimenticias a otros países, a través de convenios, han perjudicado a los empresarios avícolas de Venezuela, quienes no tienen dónde suministrar sus productos debido a que el mercado está saturado de importaciones.

De acuerdo al Servicio Agrícola Exterior del Departamento de Agricultura de EUA, Venezuela seguirá importando, mientras la industria nacional será menos rentable al enfrentar una mayor competencia.

Publicidad

En 1999, cuando el presidente Hugo Chávez tomó el poder, él dijo que impulsaría en corto y mediano plazo proyectos agrícolas, como parte de su estrategia para convertir a Venezuela en una potencia mundial. Doce años después, sólo 42% de la carne que se consume en el país es producida en esta nación.

“Si siguen importando pollo, los productores nacionales estaremos perdidos”, exclamó Luis Rodríguez, de familia agropecuaria y con más de 25 años en el sector. Las masivas compras del Gobierno nacional a otros países han dejado en saldo negativo en las cuentas de las empresas que se dedican a la crianza de aves.

Diciembre de 2010, fue una tiempo difícil y crítico para la avicultura venezolana. Los pollos extranjeros saturaron los supermercados y carnicerías de este país, por lo que los productores nacionales no tenían donde colocar su producción y tuvieron que vender por debajo de los costos de producción.

Además de una disminución de las importaciones avícolas, los productores de Venezuela solicitan que se regule el precio de las materias primas y las medicinas. Al inicio de este año 2011, esos insumos aumentaron entre 20% y 30%.

Hay que señalar que el consumo per cápita de carne de ave fue de 39.25 kilos per cápita, ya que los venezolanos tuvieron a disposición un millón 75 mil toneladas de aves en año 2010.

En un mes, Venezuela registra una importación promedio cárnica total de aproximadamente 3,000 toneladas. Un 70% de la cifra tiene como consignatario al estado venezolano a través de la estatal Corporación de Servicios y Abastecimientos Agrícolas (Casa). El resto es enviado a la empresa privada.

El registro apuntado en siete centros portuarios, entre el mes de enero y febrero de este año, contabiliza el ingreso de 1,900 toneladas de pollo congelado proveniente de puertos en Brasil, Colombia, Panamá, Argentina y Costa Rica.