Cautela con la demanda de más carne en China

Cautela con la demanda de más carne en China

(Ivan Pok | Freeimages.com)

La peste porcina africana en China ha traído cambios para la producción de proteína animal mundial, pero no todo podría ser lo que parece.

En el pasado Salón Internacional de la Avicultura y Porcicultura de Brasil (SIAVS), realizado a finales de agosto de 2019, uno de los mayores atractivos fue escuchar a los CEO de las principales empresas avícolas de ese país presentar su visión de la avicultura.

Esta vez estuvieron Mário Lanznaster, presidente de Aurora Alimentos; Lorival Luz, CEO de BRF, y Gilberto Tomazoni, CEO de JBS. Nada más y nada menos. Uno de los puntos sobresalientes fue que los tres hablaron, entre otras cosas, de lo importante que es el sistema de productores integrados —productores por contrato— para la avicultura brasileña.

Publicidad

Otro de los temas recurrentes fue el del viento a favor que hay en la producción de proteínas, así como la peste africana porcina (PPA) y la oportunidad que esto representa para la industria porcina y, desde luego, para la avícola. Tomazoni dijo que la PPA nos hace valorar la capacidad que tiene la industria de atender la mayor demanda. No obstante, no debemos olvidar que la demanda de China no es cosa de ahora, sino que viene de tiempo atrás, por los mejores ingresos de la población y los cambios en los patrones de consumo.

Hay otros factores, como el hecho de que las pérdidas en la producción de carne de cerdo en China son tan grandes que ni Estados Unidos ni Brasil juntos —que son dos de los grandes productores mundiales— podrían cubrirlas. Por su parte, Luz dijo que se rompieron las estructuras, o sea, que las piezas aún se tienen que acomodar.

Otro punto interesante fue lo que dijo el ejecutivo de BRF de tener cautela en no invertir demasiado por el momento porque habrá que ver cómo China se recupera. Aunque parece ser que hasta hoy gran parte de la producción porcina en ese país era del tipo de consumo familiar, ya había planes de profesionalizarla, de hacerla más industrial. Así, es probable que los chinos aprovechen la coyuntura para acelerar el proceso y ser más eficientes.

No lo dudo. Así que no nos emocionemos mucho con que vayan a cambiar cerdo por pollo del todo. Si los chinos se lo proponen, lo cumplen y pueden dejar a muchos con sus granjas puestas sin hacer nada en cuestión de poco tiempo. Vamos a ver.

¿Ustedes qué piensan?