Brasil, México, huevo e influenza aviar

Brasil, México, huevo e influenza aviar

Se dice mucho de la influenza aviar en México, pero mientras se pierde tiempo de exportar huevo y otros productos avícolas.

Lo que se oye de la industria avícola mexicana en cuanto a la influenza aviar, nos lleva a arquear las cejas. Hace unos días volvieron a publicarse notificaciones del Senasica (el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) a la OIE (la Organización Mundial de Sanidad Animal) de 9 brotes que continúan y 10 que se han resuelto. Son informes de lo que ha sucedido en los estados de Jalisco y Puebla, los principales productores de huevo del país. Hasta aquí, todo indica que se trabaja en ello.

Pero, esto contrasta con lo que se oye por ahí. Dicen las malas lenguas que la situación en la zona de Tehuacán, Puebla, es un desastre, que se mueren las gallinas a montones y que va de mal en peor. Si esto es verdad, ¿por qué sigue la situación así después de cuatro años de aquellos brotes de influenza aviar?

Publicidad

No pretendo señalar con el dedo a nadie, ni tengo la autoridad para ello, pero da la impresión de que nada sucede, o de que sucede mucho … en silencio.

Vacunan y siguen vacunando, pero quizás no se hace mucho en cuanto a prevención. ¿No ha sido suficiente la presión para dejar de transportar gallinaza o productos avícolas a zonas donde no hay influenza aviar? Porque hace escasos días, los avicultores de Yucatán expresaron su preocupación de que surja la enfermedad en la península debido al contrabando de productos avícolas, cuando hace ya 30 años que no sucede.

Se sigue perdiendo tiempo precioso, tiempo en que Brasil ha crecido y presume su estatus sanitario limpio. En huevo, sólo en 2015, Brasil aumentó en 6.1 por ciento en producción y sus exportaciones crecieron 53.5 por ciento. Mientras, México creció el 2.5 por ciento, pero básicamente sólo atiende su enorme mercado interno. Se ha recuperado la industria avícola mexicana, pero ¿a costa de la eficiencia productiva? Lo sorprendente es que es rentable, pero podría serlo más y exportar.

Aidan Connolly, director ejecutivo de innovación y vicepresidente de cuentas corporativas de Alltech, me dijo en una entrevista hace unas semanas que veía un futuro promisorio para la industria productora de huevo en México, porque debido a las reglamentaciones de bienestar animal (producción cage-free), podría entrar mucho huevo mexicano a EUA. ¿Será? A este paso, es poco probable que suceda. También pudo haber sucedido con el brote de influenza aviar en EUA y no fue así.

Si México no aprovecha la proximidad al mercado más grande del mundo y su propia capacidad de producción, será España – que ya exporta a EUA – o se le abrirá otra puerta a Brasil. Y así, se perderá la oportunidad de oro.