La paradoja de consumir más o menos carne en el mundo

La paradoja de consumir más o menos carne en el mundo

(Benjamín Ruiz)

¿Le van a pedir a los consumidores de países en desarrollo que no continúen aumentando su consumo de carne? ¿Qué vamos a hacer con el cambio climático?

Según dicen los expertos en cambio climático, es inminente que se modificarán los hábitos alimentarios con respecto a la carne. Uno de estos cambios se trata de comer menos cantidad, que ya se da en algunos países desarrollados, y un viraje aún más pronunciado hacia el pollo y cerdo.

Consumir menos carne de res y cambiar a la de pollo o cerdo —hecho que sucede desde hace ya varios años─ ocurre porque son más baratas por su alta eficiencia y oferta. Esto hace que sean más “ecológicas”. Por otro lado, la carne de res ─de más impacto en el cambio climático─ ha sufrido un fuerte aumento en su costo, lo que cada vez la convierte en un artículo para ocasiones especiales, por no decir de lujo.

Publicidad

También podría interesarle: Por la PPA, el pollo es la principal proteína mundial

Pero la tendencia de los países desarrollados no cuadra necesariamente con la de los que están en vías de desarrollo. Me parece paradójico, pues en estos últimos la tendencia es a un aumento en el consumo. Llevan décadas consumiendo poco. Quizás algunos consideren que no es ecológico consumir más carne, pero ¿le van a decir a los consumidores de países en desarrollo que no consuman tanto? Y por otro lado, ¿qué vamos a hacer con el cambio climático?

Yo creo que la respuesta está en nosotros mismos como industria: eficiencia, cero desperdicios, reciclaje, fuentes alternativas de energía. También está en el consumidor, en saber elegir ─con conocimientos, no creencias─ y aprovechar todo al máximo, sin desperdiciar.

No nos olvidemos de otros aspectos globales. Parece que ya llegamos a los mínimos históricos de precios baratos de los alimentos y que volverán a aumentar. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) acaba de notificar que, debido a la alta demanda y a la peste porcina africana (PPA), los precios de la carne van en aumento. Descontando el efecto de la inflación en términos reales, estarían “un 45% por debajo del promedio de los últimos 120 años”. Además, aún no sabemos del todo los efectos de la PPA.

¿Ustedes qué piensan?