Los informes de calidad del maíz y del sorgo del USGC

Los informes de calidad del maíz y del sorgo del USGC

Los informes de calidad del maíz y del sorgo del USGC

Foto de Andrea Gantz

El USGC publica unos informes sobre la calidad del maíz y del sorgo que se produce en Estados Unidos que son admirables por la cantidad de valiosa información.

Cuando el costo de la alimentación representa alrededor del 70 por ciento en la avicultura, es vital contar con buena información para la toma de decisiones de los ingredientes que ocupan la mayor parte de la formulación: el maíz o el sorgo.

La información está a la disposición de todos y me refiero a la loable labor que están haciendo los productores de maíz y sorgo de EUA a través del U.S. Grains Council (USGC). Ante la creciente competencia de Brasil y Argentina, que hace treinta años nadie imaginaría que serían los protagonistas del mercado que hoy son, hay que diferenciarse.

Publicidad

El USGC realiza – desde hace cinco años – dos informes diferentes de la calidad de estos dos granos. Uno es de la calidad de la cosecha y otro del grano que sale en las primeras exportaciones. En los informes publicados al menos en inglés, español, japonés y chino, es increíble el detalle y la valiosa información.

Se dan los valores promedio de los factores de calificación, tales como el peso específico, la variable de granos rotos y material extraño, daño total, daño por calor y el contenido de humedad.

Además, se notifican los valores de la composición química que incluye la concentración de proteína, almidón y aceite. Otras de las características que se informan son los factores físicos tales como las grietas por tensión, volumen del grano, peso de 100 granos, densidad verdadera y porcentaje de granos enteros.

Asimismo, se dan explicaciones y análisis de porqué, por ejemplo, este año la proteína es más baja, cómo impactaron las condiciones meteorológicas o de humedad, o qué pasó al momento de manipular el grano en la exportación, por qué estas variables pueden afectar si se exporta por ferrocarril o se envía por barco. Igualmente, se notifican niveles de algunas micotoxinas.

Con estos informes – que son gratis – tanto nutricionistas, como encargados de compras o importaciones en las plantas de alimentos balanceados cuentan con una abundancia de información para aprovecharla, para poder hacer comparaciones año con año y establecer patrones; poder negociar mejor o saber en los contratos qué característica especial se puede incluir.

Otros de los aspectos interesantes es la metodología del muestreo y análisis que siguen, la división por zonas de captación de exportación, el riguroso control que hay, la confianza que tienen los productores en su propio sistema de comercialización, y por sobre todas las cosas: la transparencia con que se expone la información.

Enhorabuena por el U.S. Grains Council.