Números que no debe olvidar jamás la industria avícola

Números que no debe olvidar jamás la industria avícola

Números que no debe olvidar jamás la industria avícola

(Karolina / Kaboompics | Rawpixel.com)

El impacto económico y ambiental que se espera tendrá la profundización en la conversión de concentrado en proteína animal para consumo humano, no nos permite el lujo de desviaciones en ese gran objetivo.

Hoy se producen en el mundo más de mil millones de toneladas de alimento concentrado para animales que luego serán a su vez alimento para seres humanos. Ante tamaña cifra, cualquier ahorro que pueda hacerse en el consumo de este vital insumo representa un impacto exponencial para la sostenibilidad de la agroindustria y la buena salud del planeta.

Por eso, con todo respeto por mis amigos animalistas, seguir promoviendo sistemas alternativos de producción como estándares para la industria avícola es un bien intencionado despropósito, pues está comprobado el mayor consumo de concentrado que exigen estas modalidades para tratar de igualar los rendimientos con los sistemas convencionales.

Publicidad

En estas cuentas me ayudó un montón un experto en el tema como lo es Juan David Fernández, gerente de Nutrición de la multinacional en premezclas Premex, cosa que agradezco profundamente. Hoy se habla de conversiones para carne de pollo de 1.7 kilos de concentrado por cada kilo de carne. En huevo es de 120 gramos por huevo de 73 gramos. “Al bajar una décima en conversión, no solamente en aves, sino en todo tipo de animales, estaríamos hablando de 60 millones de toneladas menos. Eso es el doble de la producción de alimento concentrado de India, o nueve veces la de Colombia”.

Al escalar el dato hasta la avicultura, las cosas no dejan de ponerse más interesantes: “Y si pensamos solo en toneladas de alimento para pollo, son producidos 304.6 millones de toneladas en todo el mundo, al bajar una décima de conversión, nos ahorramos 18 millones de toneladas de alimento al año, que son el doble de la producción colombiana anual de concentrado”. Esto representa menos demanda de tierras cultivables.

“Serían 3.6 millones de hectáreas menos que habría que talar de bosques para estos cultivos”. Con investigación, innovación y tecnología se puede profundizar en este esfuerzo y hay razones para ser más optimistas. Tanto en carne de pollo como en huevo, ya existen individuos que alcanzan conversiones de 1.4 en pollo, y las ponedores son cada vez más productivas de manera más precoz y por más semanas.

Si muchos individuos pueden, es lógico pensar que el resto tiene el mismo potencial genético para seguirles; hay que ayudarles y para eso se prepara de tiempo atrás y en diversos países y empresas todo un arsenal de mejoras y eficiencias en nutrición. Es necesario entonces no desviarse de la meta.

Con avances esperados de este tamaño, la fatídica proyección de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el sentido de que en 2030 la demanda de granos superará en 15 por ciento la producción de los mismos, se aplazaría para bien de toda la cadena, incluido un mundo de consumidores ávidos de proteína animal de calidad, nutritiva y a bajos precios.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com