“No lave el pollo crudo”, recomienda agencia sanitaria

“No lave el pollo crudo”, recomienda agencia sanitaria

“No lave el pollo crudo”, recomienda agencia sanitaria

(Free Royalty Free Image | Rawpixel.com)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos emitieron una lista de consejos para el manejo adecuado del pollo para evitar intoxicaciones alimentarias.

Ante el constante aumento en el consumo de pollo en Estados Unidos —algo que también ocurre en Latinoamérica y el mundo—, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron una lista de recomendaciones para manejar adecuadamente esta proteína animal antes de ingerirla.

Aunque la agencia estadounidense defiende lo nutritivo que puede ser el consumo de esta carne, indicó en un aviso al público que el pollo crudo “a menudo está contaminado con bacterias Campylobacter y a veces con bacterias Salmonella y Clostridium perfringens”. El riesgo está en el consumo del pollo crudo o sus jugos, lo cual podría conllevar el contagio de una enfermedad transmitida por los alimentos o intoxicación alimentaria.

Publicidad

De hecho, la agencia estima que cada año “cerca de un millón de personas se enferman por consumir pollo que está contaminado con microbios dañinos”, ante lo cual insisten en la necesidad de tomar las precauciones necesarias.

“No lave el pollo crudo”, es una de las principales recomendaciones de los CDC, pues “durante el lavado los jugos del pollo se pueden propagar en la cocina y contaminar otros alimentos, utensilios y mesones”.

Para evitar que los jugos del pollo crudo contaminen otros alimentos, los CDC también sugieren colocarlo en una bolsa desechable a la hora de ponerlo en el carrito de compras o en el refrigerador. También recomiendan lavarse las manos adecuadamente con jabón y agua caliente antes de manejar la carne cruda.

En lugar de manejar el pollo crudo donde maneja otros alimentos y vegetales, “utilice una tabla de cortar diferente” para evitar la contaminación. Posteriormente, “lave las tablas de cortar, los utensilios, los platos y las superficies con agua jabonosa caliente después de preparar pollo y antes de continuar con la preparación del siguiente producto”, dijo la agencia.

Incluso para manejar el pollo crudo congelado debe tomar las mismas precauciones. Además, asegúrese de que esté completamente cocido, lo cual puede hacerse utilizando un termómetro de alimentos. Una temperatura interna “segura” es de 165ºF (73ºC).

Si tuviera dudas de que el pollo que le sirven en un restaurante no está completamente cocido, los CDC sugieren devolverlo para que se asegure de que lo esté.

Por último, en caso de que desee guardar las sobras de pollo, los CDC recomiendan hacerlo dos horas después de concluida la cocción o una hora “si la temperatura exterior es de más de 90ºF (32ºC)”.

¿Quiénes están en riesgo de una intoxicación alimentaria?

Aunque cualquiera podría estar en riesgo de una intoxicación alimentaria, los CDC informaron que las personas menores de cinco años y las mayores de 65 años son las que corren un riesgo mayor.

Por esto, sugirieron que acuda a un médico en caso de que vea alguno de los siguientes signos de intoxicación alimentaria: fiebre alta, diarrea por más de tres días, heces con sangre, vómitos prolongados o signos de deshidratación como escasa orina, sequedad en la boca y garganta o mareos al pararse.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com