San Fernando: avicultura peruana apunta a calidad y salud

San Fernando: avicultura peruana apunta a calidad y salud

San Fernando asegura al consumidor peruano que sus productos cubren las normas de calidad y salubridad. (Cortesía de San Fernando)

El líder avícola peruano considera clave seguir una serie de acciones que aseguren la producción de pavos en anticipación a la Navidad.

Con el propósito de proteger a los consumidores peruanos a través del aseguramiento de la calidad y la salubridad de los productos avícolas que se comercializan en Perú, la empresa de consumo masivo San Fernando informó que continuará reforzando los procesos y etapas de control que permitan obtener un producto óptimo y así impulsar a este sector que, según la Asociación Peruana de Avicultura (APA), aporta casi el 2% al Producto Bruto Interno (PBI) en este país suramericano.

En días previos, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) informó que se frenaron las importaciones de productos provenientes de Chile tras una notificación de un brote de influenza aviar de baja patogenicidad, y se sumaron Argentina y Hong Kong, que ejecutaron la misma decisión para salvaguardar a sus respectivas industrias avícolas.

Publicidad

También podría interesarle: San Fernando: tradición peruana en proteína animal

Asimismo, en Latinoamérica, Chile ocupa el sexto puesto en producción de pollos de engorde, de acuerdo con la base de datos de empresas líderes avícolas de Industria Avícola. Mientras que Perú se posiciona en el cuarto lugar, con una producción anual de 766 millones de pollos en el 2018. Debido a la importancia de este sector para el desarrollo del país, San Fernando, como líder en el mercado de pavo, señaló que asume el compromiso de la calidad total con el objetivo de proporcionar productos y servicios de excelencia a clientes y consumidores.

Atención con los pavos

A través de una comunicación de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), del reporte del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile, se informó que se detectó influenza aviar en una planta de engorde de pavos en la comuna Los Nogales de Valparaíso.

En ese contexto, San Fernando consideró que es clave seguir una serie de acciones que aseguren la producción. Para ello, la empresa cuenta con una planta propia de alimento balanceado en la que se procesa soya y maíz, siguiendo estándares de calidad y seguridad alimentaria de nivel mundial, que permite que las aves crezcan únicamente en base a una buena alimentación.

Ante la consulta de las características técnicas que debe cumplir un pavo para el consumo humano, San Fernando afirmó que se prioriza una buena conformación de pechugas y piernas, disponibilidad de pesos (de 5 kg a 13 kg), estar libre de golpes y hematomas, y mantenerlo congelado para asegurar la calidad y cumplir con las normas de conservación, indicadas por el Ministerio de Salud (Minsa) y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa).

La empresa explicó que estas acciones tienen beneficios como garantizar el crecimiento adecuado del producto (por estar alimentado con maíz y soya) y que su técnica de conservación (envasado al vacío) asegure una mayor protección y durabilidad. De esta manera, el compromiso de San Fernando es entregar un pavo de calidad para que sea disfrutado en la cena navideña y en diversas celebraciones del año. Para ello, lanzó su nuevo producto “Medio Pavo”, adaptándose a las familias más pequeñas y con nuevos estilos de consumo, ofreciendo un producto que atiende a esa necesidad, a la par, de incentivar una mayor frecuencia de consumo.

En Perú, el consumo de pavo aumenta en los últimos meses del año debido a que es la carne predilecta para las fiestas navideñas.