Amevea Perú: Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas en Avicultura de Perú

Amevea Perú: Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas en Avicultura de Perú

La falta de mano de obra está empujando a la industria avícola peruana a automatizarse

Amevea
Perú
 tiene alrededor de 20 años de existencia, pero es en los últimos 10 años que
ha hecho una labor gremial más importante.

Amevea Perú
está compuesta por 170 médicos veterinarios colegiados con experiencia en el
sector. Son una entidad independiente, “pero hacemos mucha sinergia con Asociación
Peruana de Avicultura
 (APA), lo cual va
en ambos sentidos” nos dice el Dr. Raúl Guillermo, actual presidente de Amevea
Perú para el bienio 2014-2015, en entrevistas exclusiva con Industria Avícola. La asociación está
enfocada al desarrollo profesional del médico veterinario especialista en aves,
“para darle más competencias” comenta.

Publicidad

Participan
mucho con la APA, ya que tienen un representante en el comité técnico y
colaboran en las consultas solicitadas. “El comité se formó por la coordinación
entre APA y Senasa, como un comité técnico consultivo que da recomendaciones
con peso funcional. Senasa convoca al comité cuando se necesita y de ahí se
toman las sugerencias emanadas” comenta el presidente de Amevea.

Proyecto de diplomado

Amevea está
gestionando con la escuela de negocios Esan de Perú para ofrecer un Diplomado
de Administración orientado a la industria avícola, con un costo preferencial
para sus asociados. Como en muchos otros países, “el veterinario también se desenvuelve
en la administración, por lo que la idea es desarrollar y fortalecer esta
competencia”.

Además,
cada dos años organizan un Congreso Internacional, seminarios cada 3 meses
sobre diversos temas y mensualmente los Viernes Avícolas en la Facultad de
Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, con
charlas técnicas.

Desafíos

Desde
el punto de vista de sanidad, la avicultura peruana en este momento “tiene
mucha preocupación por la bronquitis infecciosa”. Sigue habiendo Newcastle en
aves de traspatio o de pelea, “pero la industria lo tiene bastante controlado”,
señala el Dr. Guillermo. “También preocupa en el norte del país la laringotraqueítis
aviar”.

En
cuanto al manejo, el desafío es contar con la mano de obra. “Hoy en día es muy
difícil mantener a los trabajadores en las granjas avícolas, porque hay mucha
demanda de otros sectores mejor pagados como la construcción, minería o
agroindustria. Por eso, las empresas empiezan a automatizar sus equipos, aunque
en infraestructura hay pocos cambios. “Incluso, en Piura, Trujillo o en el Oriente,
ya hay operaciones con ambientes completamente controlados por túnel.

Mercado de pollo vivo

La
mayor parte de los consumidores compra pollo fresco en el mercado y los
estratos A y B, da preferencia a los supermercados. Uno de los desafíos, es
poder llegar a zonas alejadas con producto. En Perú, alrededor del 70-75 por
ciento se comercializa vivo. Uno de los sistemas alternos de comercialización en
las zonas alejadas de los centros de producción, es la “crianza intermedia”, de
unos dos o tres días justo antes de comercializarlos, lo cual representa un desafío
de manejo del producto retador. “Sólo en algunos lugares muy particulares de la
sierra se envía pollo congelado”. Pero, como anécdota interesante, en Iquitos,
en la zona amazónica del Oriente, caracterizada por altas temperaturas y falta
de infraestructura, hay barcazas que hacen las veces de galpones, en donde
transportan al pollo vivo, en una travesía de 3 o 4 días por el río, hasta
llegar a su destino. Así de fuerte es el gusto por el pollo vivo y fresco.

El 70
por ciento de la producción de pollo y de huevo en el Perú se concentra en Lima
y sus alrededores, y luego en el Norte un 12 por ciento y en Arequipa entre el
5 y el 7 por ciento.