Avicultores colombianos quieren participar en políticas de seguridad alimentaria

Avicultores colombianos quieren participar en políticas de seguridad alimentaria

El gremio produce para el mercado interno 1.2 millones de toneladas anuales de carne de pollo

El presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), Andrés Valencia Pinzón, mediante comentario publicado en el diario económico Portafolio, llamó la atención del Gobierno nacional por no haber tenido en cuenta a este gremio agropecuario en la definición de la anunciada Misión para la Transformación del Campo, más conocida como Misión Rural.

En un aparte de este comunicado, Valencia Pinzón señala que “aún no es claro si la política para la ruralidad será absorbida por la Misión Rural o si es un componente de ésta última. Dirigida por el exministro de Hacienda y Agricultura José Antonio Ocampo, la Misión tendrá como objetivo principal cerrar la brecha entre el campo y la ciudad. Si bien no se conocen detalles, la Misión no deja de generar interrogantes”.

Publicidad

Precisamente uno de los mayores interrogantes mencionado por el presidente de Fenavi radica en que “en un escueto comunicado, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) informaba que en su Consejo Directivo (de la Misión Rural) y en representación de los gremios agropecuarios estará el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía”.

Agrega que “quizá sin pretenderlo, el Gobierno nos deja por fuera de uno de los escenarios de construcción política más importantes de los próximos años. Y no sólo se queda sin participar uno de los principales sectores de la producción agropecuaria en Colombia, sino un actor esencial en la seguridad alimentaria de este país. Y no solamente Fenavi se quedó por fuera”.

Por último, Andrés Valencia recuerda que “Fenavi no ha sido un gremio beligerante y ha logrado una interlocución con el Gobierno basada en posiciones eminentemente técnicas”. Reitera su vocación para participar “en todos los espacios de diálogo posibles con el Gobierno y en donde se tomen las decisiones de política que afecten el sector”, como la inactiva Comisión Nacional Avícola y el Consejo Directivo del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), “donde queremos participación con voz y voto”.

Finaliza Valencia Pinzón su comentario asegurando que todavía “seguimos sin respuesta, pero confiamos en que el Gobierno tenga en cuenta que las realidades sectoriales actuales son distintas a las de hace 40 años y que la seguridad alimentaria de un país no solamente depende de las actividades agrícolas, sino también de las pecuarias”.