Brasil exporta 4.1 millones de toneladas de pollo en 2018

Brasil exporta 4.1 millones de toneladas de pollo en 2018

Brasil exporta 4.1 millones de toneladas de pollo en 2018

(alinakho | Fotolia and darsi | Fotolia)

Pese al buen desempeño de las exportaciones en el segundo semestre del año pasado, el resultado final fue menor en comparación con el 2017.

Las exportaciones brasileñas de carne de pollo totalizaron 4.1 millones de toneladas en 2018, informó la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA).

Gracias al promedio mensual de embarques de 377,300 toneladas en el segundo semestre de 2018 —el mejor desempeño de los últimos tres años—, el sector redujo las pérdidas acumuladas en los seis primeros meses de 2018 (-13.4 por ciento con relación al primer semestre de 2017) y concluyó el año con un resultado 5.1 por ciento menor con relación a las 4.32 millones de toneladas exportadas en 2017.

Publicidad

Parte de este desempeño se debe al saldo positivo obtenido por el sector en diciembre. Confirmando previsiones hechas por la ABPA, las exportaciones realizadas el último mes de 2018 alcanzaron las 352,800 toneladas, volumen 9.9 por ciento superior a las 321,100 toneladas embarcadas en el mismo período de 2017.

Las exportaciones totales de 2018 generaron ingresos por US$6,571 millones, número 9.2 por ciento menor con relación a los US$7,235 millones registrados el año anterior. El buen desempeño de las ventas en diciembre garantizó un alza del 11.3 por ciento para el período, con un saldo de US$581.4 millones, contra los US$522.5 millones de diciembre de 2017.

“Hay expectativas de que el buen flujo obtenido en el segundo semestre del año pasado se mantenga en 2019. Esto se debe, entre otros motivos, a las medidas que el sector productivo, liderado por la ABPA, adoptará por medio del Proyecto 500K, que tiene como meta alcanzar el promedio mensual de 500,000 toneladas en las exportaciones de carne de pollo y de carne de cerdo en conjunto hasta el final de 2020”, destacó Francisco Turra, presidente de la ABPA.

Pese a que Brasil abrió nuevas posibilidades en México, China y Rusia en el 2018, se enfrentó a problemas que van desde huelgas hasta altos costos de producción, los cuales afectaron el desempeño de la industria avícola, sobre todo durante el primer semestre del año.