Escándalo de pollo chino pasa factura de US$65 millones a McDonald’s Japón

Escándalo de pollo chino pasa factura de US$65 millones a McDonald’s Japón

La multinacional anunció que acudirá entonces a nuevos proveedores en Tailandia y Brasil

Según la agencia noticiosa
Efecom, McDonald’s Japón anunció pérdidas netas de 7,540 millones de yenes (US$65
millones/52 millones de euros) por su operación entre los meses de
enero y septiembre de este año, debido a la caída en picada de sus ventas tras
el escándalo de la carne de pollo en mal estado procedente de China.

Estos resultados
contrastan con el beneficio neto de 6,390 millones de yenes (55 millones de
dólares/44 millones de euros) que obtuvo la filial nipona de la franquicia
estadounidense en el mismo período de 2013. McDonald’s Japón también publicó
sus previsiones sobre el ejercicio en curso, para el que estima unas pérdidas
netas de 17,000 millones de yenes (US$148 millones/119 millones de
euros), que de confirmarse supondrían la primera vez que la filial nipona cae
en números rojos en los últimos once años.

Publicidad

La empresa de comida
rápida achacó estos resultados al problema del proveedor chino que salió a la
luz el pasado julio, cuyo impacto negativo sobre sus ventas anuales ha estimado
entre 20,000 y 25,000 millones de yenes, según informó en un comunicado. La
compañía china Husi, que suministraba carne a McDonald’s, proporcionó carne en
mal estado y falsificó sistemáticamente la fecha de caducidad de parte del
género que vendía.

Tras el escándalo,
McDonald’s Japón informó de la retirada de todos sus productos que contienen
carne de pollo producida en China, y anunció que sustituiría los proveedores
que tiene en este país por otros con sede en Tailandia y en Brasil. La empresa
también ha aplicado “un plan para recuperar la confianza de sus consumidores”,
que incluye un refuerzo de las medidas de control de calidad, una mejor
información sobre la composición de sus productos o la modernización de sus
establecimientos, según destacó en su nota de prensa. Además de McDondald’s,
otras multinacionales de comida rápida como KFC, Pizza Hut, Starbucks, Burger
King, Papa John’s, 7-Eleven y la china Dicos se vieron afectadas por el caso y
retiraron la carne comprada a Husi de sus puntos de venta.