¿Hacia dónde va la industria avícola en los siguientes siete años?

¿Hacia dónde va la industria avícola en los siguientes siete años?

Se analizaron varios desafíos a superar durante el desayuno de Alltech en la exposición IPPE 2014 de Atlanta.

Con el eslogan “Que tal si…” el Dr. Pearse Lyons, CEO de Alltech exhortó al público, tanto a los asistentes en la sala, como a los 1600 asistentes virtuales, a desafiarse a sí mismos en imaginar cómo será la industria avícola en 2020. “¿Qué tal si un huevo pudiera brindar todo el DHA que necesitamos en un día? ¿Qué tal si realmente pudiéramos tener una producción sin antibióticos? O, ¿qué tal si ya no hubiera problemas de patas en pollos?

El desafío continuó con la presentación de Philip J. Wilkinson, CEO de la empresa británica 2 Sisters Food Group. Para destacar la importancia de nuestra industria en su país, actualmente el 49 por ciento del consumo de proteína animal proviene de los productos avícolas. El Sr. Wilkinson siguió entonces al desafiar aún más al público: ¿podríamos ser capaces de producir 550 huevos en 100 semanas, con una tasa de conversión alimenticia 1:1 o 2 kg de pollo en 19 días con una tasa de conversión 1:1.1?

Publicidad

La nutrición y la nutrigenómica es una parte fundamental de todo esto. La industria en el Reino Unido y en todo el mundo, se centra en reducir costos del alimento y sus riesgos, como las micotoxinas, pero también en aumentar el desempeño, la rentabilidad, la utilización de nutrientes y la salud de las aves.

El DHA ha sido reconocido como un ácido graso omega 3 muy importante, por lo que el Sr. Wilkinson preguntó: ¿se puede replicar en los pollos lo que podemos hacer en el huevo con el DHA? La buena noticia es que en la actualidad se está llevando a cabo investigación para lograr esto.

La industria debe esforzarse en mantener los alimentos inocuos y rastreables, para lo cual tiene que seguir trabajando en esto. En la actualidad, la empresa del Sr. Wilkinson puede rastrear en tan sólo dos horas un muslo de pollo hacia atrás hasta los reproductores. Pero la industria tiene que comunicar estos valores. “Los alimentos es un tema de gran actualidad”, dijo. El consumidor cambia su forma de pensar o su comportamiento de compra con sustos como el escándalo de la carne de caballo en el Reino Unido.

Finalmente, mencionó lo que el futuro puede traer para la agricultura: la robótica, la transparencia en la cadena alimentaria, el fin de los alimentos baratos, la agricultura de precisión, el alto costo de la tierra y el hecho de que cada granja se convertirá en una miniestación de energía, entre otros.