Incertidumbre exportadora baja número de reproductoras en Uruguay

Incertidumbre exportadora baja número de reproductoras en Uruguay

La Asociación de Façoneros de Pollo estima el descenso en 15 por ciento

Mientras se cumple el anunciado acuerdo entre los
gobiernos de Venezuela y Uruguay para saldar las deudas del país bolivariano con
los productores charrúas de alimentos, incluidos los productores e industriales
de carne de pollo, este sector económico registra un descenso en sus
indicadores productivos.

Según el diario El País, de Montevideo, citando al secretario de la Cámara Uruguaya de Productores Avícolas (Cupra), Carlos
Steiner, se redujo el número de reproductoras al bajar las exportaciones de
carne aviar en 2013. “Es lógico que cayera el número de reproductoras, aunque
no tengo una estimación precisa de cuánto fue la baja”.

Publicidad

Por su parte, el presidente de la Asociación de Façoneros de Pollo
(productores), Daniel Pereyra, dijo al mismo medio de comunicación que “la
existencia de reproductoras actualmente es 15% menor que hace un año, cuando se
detuvieron las exportaciones a Venezuela. La situación es muy complicada debido
a que Venezuela era nuestro principal mercado de colocación, y los otros países
que importan lo hacen en menores volúmenes y a precios más bajos. Para los
façoneros la situación es muy dura, con menor nivel de actividad”.

Steiner agregó que así se cancelen las deudas pendientes y se regularicen
los pagos por parte de Venezuela, “no tenemos manera de poder venderles de
inmediato. Los procesos que incluyen la importación de los primeros huevos de
reproductoras, hasta que los pollos parrilleros estén listos para ser
exportados, tienen una duración de unos ocho meses. También hay que considerar
otras variables como los tiempos en adecuar las infraestructuras
correspondientes”, sostuvo.

El presidente de la Unión de Exportadores de Uruguay (UEU), Álvaro Queijo,
había dicho en febrero a El País que los retrasos en los pagos “inhibieron” a
muchas firmas exportadoras a seguir vendiéndole productos a Venezuela. “El
exportador, hasta que no cobra, no envía nuevos embarques”, aseguró. Queijo
agregó que hay cuentas impagas de exportaciones que ya superan un año.