Integrarán avicultores mexicanos y gobierno federal fondo de contingencia

Integrarán avicultores mexicanos y gobierno federal fondo de contingencia

El objetivo es proteger la avicultura nacional con un capital inicial de 30 millones de pesos

De acuerdo con un comunicado de prensa de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), integrantes de su Consejo Directivo y el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, acordaron la integración de un fondo de contingencia para enfrentar las emergencias que pudieran presentarse en el sector avícola.

Durante una sesión de trabajo, celebrada en las oficinas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), convinieron integrar el fondo con un capital inicial de 30 millones de pesos, de los cuales una mitad aportará el Gobierno Federal y la otra los productores. En el caso de los recursos de la dependencia, éstos se componen de recuperaciones por la venta de vacunas a los avicultores.

Publicidad

El titular de la Sagarpa señaló que dicho fondo permitirá atacar en tiempo y forma las emergencias sanitarias que pudieran presentarse, además de evitar vulnerabilidad en la industria, pues el pollo y el huevo son productos básicos para el consumidor mexicano.

Dijo que es indispensable mantener como máxima prioridad los programas sanitarios, las buenas prácticas de producción avícola y conservar altos los niveles de bioseguridad en las unidades de producción.

El presidente del Consejo Directivo de la UNA, Jorge García de la Cadena Romero, resaltó que con el fondo de contingencia, además de fortalecer a la industria avícola, se incentivará la notificación oportuna, cuando los productores detecten algún problema sanitario en sus granjas.

Reconoció que la coordinación estrecha que se ha logrado entre los productores y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) ante la influenza aviar de alta patogenia AH7N3 ha permitido controlar de manera eficiente la enfermedad; a la fecha, acotó, se han aplicado cerca de 700 millones de vacunas, desde 2012, cuando se presentó el brote.

Es necesario, agregó el secretario Martínez y Martínez, consolidar el mercado nacional, dimensionar la inercia del crecimiento de la industria avícola, invertir en programas de competitividad y salir al mundo a conquistar nuevos espacios para el comercio.

Por su parte, García de la Cadena anunció que durante el presente año, el sector avícola invertirá un mínimo de dos mil 918 millones de pesos en infraestructura para el crecimiento y para incrementar los niveles de bioseguridad en las unidades de producción, así como para la disposición de la pollinaza y la gallinaza. Explicó que tratar térmicamente el excremento de las aves resuelve diversos problemas: se da valor agregado a lo que inicialmente era un desecho: se puede utilizar como composta segura y nutritiva para cultivos; disminuye riesgos sanitarios en la movilización y disposición final de la pollinaza y gallinaza, y es un procedimiento sustentable con el medio ambiente.