La ecología e inocuidad hacia una avicultura diferente

La ecología e inocuidad hacia una avicultura diferente

Durante años, el ser humano básicamente se despreocupó de los efectos de sus actividades sobre el medio ambiente. Pero había una gran ventaja, la población era baja, así como el ritmo de crecimiento y la alta mortandad, lo que en términos generales llevaba a un equilibrio. Pero las cosas cambiaron drásticamente, primero con la Revolución Industrial en Inglaterra, allá en el siglo XIX y luego con la explosión exponencial de la industria y sus desechos en al siglo XX. Y la avicultura no se escapa a ello.

Por otro lado, la inocuidad, de la que se habla incansablemente, lleva inherente un gran desafío: mantener la cadena productiva sana y evitar la diseminación de enfermedades.

Publicidad

Nuevas tecnologías

Las aviculturas de cada país toman rumbos divergentes, aunque todas con el mismo objetivo de producción. La manera de comercializar los productos avícolas, creo yo, es una de las cosas que difiere. Me refiero a cuestiones como transporte, logística y la forma de comercializar el producto. Los tiempos están exigiendo dar un paso más: procesar la gallinaza/pollinaza y la mortalidad. Para ello ya hay varias tecnologías en uso, como la composta, el procesamiento térmico, el uso de enzimas, etc., que ayudan a reintegrar residuos orgánicos a la tierra, lo cual redunda en mejores condiciones ecológicas y de inocuidad.

Alimentos balanceados

Pero la preocupación por la ecología y la inocuidad no se queda solo en la producción en vivo, sino que se ramifica a otras áreas, como la de alimentos balanceados, parte integral de la cadena de suministros. Aquí también hay tecnologías nuevas, como por ejemplo la de desinfección de silos de alimento con productos “verdes”.

El futuro

¿Qué nos depara el destino? Pues en realidad ya lo estamos viendo. Y antes de que nos alcance y rebase, tenemos que poner manos a la obra. Los temas ya los sabemos y la disponibilidad de la tecnología y recursos ya están en el mercado.