Los ecuatorianos consumen cada vez más pollo

Los ecuatorianos consumen cada vez más pollo

Con una visión muy clara de cómo es la producción de pollos de engorde en el Ecuador, el Ing. Jorge Villamizar, de Pofasa, nos comparte su experiencia.

Pollo Favorito SA, conocida como Pofasa, es una de las empresas líderes productora de pollos de engorde en el Ecuador. Forma parte del grupo de empresas de Corporación Favorita, con más de 60 años en ese país. Comenzó en 1949 con la fábrica La Favorita en Quito, que con el paso del tiempo se convirtió en Supermercados La Favorita C.A. y que ha derivado en una serie de empresas, entre ellas la de producción de pollo.

Producción de pollo y pavo

Pofasa produce alrededor de 8 millones de pollos al año. Cuentan con mercados muy especializados, pues fundamentalmente venden a su propia cadena de supermercados y a muchos asaderos. Estos dos rubros son su principal negocio.

Publicidad

En cuanto al pavo, en poco tiempo el Ecuador ha desarrollado esta industria. Importan el pavito bebé, lo crían y le dan valor agregado. “Poco a poco, con el gobierno dentro de este cambio de la matriz productiva, se ha incentivado el consumo del pavo nacional y se han reducido las importaciones”, comenta el Ing. Villamizar. Pofasa es una de las cinco empresas miembros de Corporación de Avicultores del Ecuador (Conave) que producen pavos.

Aunque el consumo de esta carne siga siendo mayoritariamente estacional, hay restaurantes que se han especializado en pavo, que ahora cuentan con la ventaja de la disponibilidad todo el año. La importancia además radica en que la producción de pavo forma parte de la cadena del maíz, por lo que el gobierno da preferencia a estos negocios como parte de la cadena.

Pollo asadero, entre los preferidos

El mercado de pollo en este país suramericano es de pollo fresco frío. “El pollo se procesa y se vende frío, pero no congelado” aclara el Ing. Jorge Villamizar, gerente general de Pofasa. Es un pollo que fue procesado el día anterior.

Sin embargo, “los hábitos de consumo cambian permanentemente”, nos comenta el Ing. Villamizar. Y debido a los cambios por el ingreso de la mujer a la fuerza laboral, la comida rápida está tomando mucha fuerza. “Yo diría que este cambio es impresionante. Veamos la comida rápida ‘criolla’: los asaderos de pollo. En todo barrio que se respete hay un asadero de pollo”. La familia compra entonces un pollo con papas o un paquete completo de comida, y eso es lo que a veces come.

Y el otro factor que es sumamente importante es el cambio en el tamaño de la familia. La familia más pequeña significa un cambio muy grande en los hábitos de consumo. De esta manera, los asaderos están demandando grandes cantidades de pollo. “Buena parte de nuestro negocio es vender pollo para asaderos y cada asadero tiene su fórmula, tiene su mezcla y tiene su peso” dice el gerente general de Pofasa.

Un aspecto interesante de la comercialización del pollo en asaderos es que el productor avícola vende por peso, mientras que el asadero vende por unidad.

Consumo de pollo

Es un hecho: la gente está consumiendo cada vez más pollo. El consumo de pollo en el Ecuador ha aumentado dramáticamente. “Cuando empezamos a criar pollos en los años ochenta, el consumo era de 8 kg/habitante/año. Hoy día, estamos hablando de 32 kg/habitante/año y yo diría que la tendencia es a aumentar”, señala el Ing. Villamizar.

Otro factor que ha impulsado el aumento del consumo de pollo, es que se vende a empresas. Antiguamente, la gente iba al mercado a hacer la compra de pollo. “Hoy día, va al supermercado, o a la tienda especializada, en donde se venden diferentes productos. Esto ha hecho que el consumo de pollo no solo aumente, sino que la oferta sea mucho más diversificada”, comenta.

En cuanto a la preferencia por la carne blanca y la oscura, la pierna tiene otros factores de consumo: uno es el gusto por consumirla y el otro es que la pechuga tiene un destino para la industria, que hace que vuelva las piernas más baratas, lo cual es una decisión que tiene peso en la decisión del consumidor.

“Ese fue uno de los factores que nos preocupó muchísimo en la época del TLC con EUA, porque en esa época allá sólo se comía pechuga y las piernas o los cuartos traseros se exportaban”, explica.

Diferencias con los países vecinos

Ecuador tiene una situación un poco diferente, en el sentido de que no participó en el tratado de libre comercio con EUA, por lo que la importación de granos que realizan es bajo condiciones muy diferentes de lo que hace Perú y Colombia. Para comprar un barco de granos o soya hay que cumplir con algunos trámites complicados.

El otro punto de fondo es que los avicultores se han comprometido con el gobierno a un programa de consumo de maíz nacional. Para que aumente la producción del maíz nacional, ha habido un aumento de precio, de tal manera que los avicultores quedan en desventaja con los vecinos, lo que los pone fuera del mercado.

¿Y qué hay de la dolarización? El uso del dólar estadounidense como moneda corriente en el Ecuador ha llevado a una estabilización en la economía del país, y ha dado una cierta tranquilidad, aunque ha afectado a las exportaciones.

Aspectos sanitarios

Desde el punto de vista del Ing. Villamizar, los problemas sanitarios están circunscritos solamente al Newcastle y bronquitis en pollos de engorde. No ha habido ningún otro tipo de patología que haya golpeado a la industria avícola. “Hace mucho tiempo tuvimos una crisis con hepatitis de cuerpos de inclusión, se hizo la vacunación adecuada y se corrigió”. Con la incursión de vacunas vectorizadas, ha habido un control muy adecuado, especialmente del Newcastle.

Un problema prácticamente olvidado en este país es la ascitis. “Evidentemente, la genética en los años sesenta a ochenta, estaba diseñada para sacar más carne, más pechuga, pero no se preocuparon de los órganos”, indica el Ing. Villamizar. “Yo diría que la ascitis hoy día no es nuestra preocupación. En aquellos años ochenta era nuestro problema, con mortalidades del 10 o 15 por ciento en una parvada”. Al día de hoy, quizás no pase del 0.5 por ciento. 

En la actualidad, “ya ni siquiera hablamos mucho de días de crianza, sino de horas crianza. Hoy día ya un animal de entre 800 y 1000 horas de vida es suficiente. Esto es muy bueno desde el punto de vista del manejo del animal y del manejo del personal”. Esta percepción de producción por horas hace que haya que tomar las decisiones más rápidamente. Pero, cada quien trabaja de acuerdo con su mercado, y si trabajan en un mercado de pollo pequeño, entonces es otra la situación.

El cambio al oriente ecuatoriano

“Los que estamos en la producción, reproducción e incubación buscamos zonas limpias” dice el Ing. Jorge Villamizar, y aunque el oriente ecuatoriano presentaba problemas graves en la vialidad y los servicios, “nosotros desarrollamos toda la actividad en la zona del oriente antes de que nuestras vías fueran adecuadamente pavimentadas y arregladas”. Esto le ha traído grandes beneficios a Pofasa: “por el aislamiento, hemos tenido unos resultados impresionantemente buenos, estamos en un sitio limpio, absolutamente limpio”.

Además, hay ciertos sectores que en este momento se están desarrollando con la producción de pollo de engorde, como son Pastaza y Orellana. Gracias a la vialidad interoceánica y con los servicios de telecomunicaciones, se están haciendo estos desarrollos, en una zona casi olvidada del Ecuador.