Misión avícola colombiana establece contactos en mercado japonés

Misión avícola colombiana establece contactos en mercado japonés

Muslo deshuesado es el corte más apetecido en esta nación asiática, que en breve autorizará importaciones desde Colombia

“Nuestro
objetivo es llegar a un mercado en el cual 127.6 millones de personas consumen
productos avícolas”, explicó Andrés Valencia, presidente ejecutivo de la
Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), quien lidera la misión
empresarial colombiana que desde el 2 de marzo estuvo en Japón para explorar
esta plaza y avanzar en acuerdos con potenciales importadores de carne de
pollo.

La
información fue publicada en el sitio web oficial de Fenavi, donde se señala
además que dicha comisión cuenta con el apoyo de Procolombia (instituto mixto
que fomenta las exportaciones no tradicionales y el turismo) “como parte
fundamental del proceso para entender y conocer el mercado japonés en términos
de tipo de productos, precios, canales, comercializadores y el proceso de
importación de los productos avícolas colombianos”.

Publicidad

Agregó el
dirigente gremial que “llevamos a cabo esta misión a Japón con empresarios
colombianos para estudiar este mercado, en el que ya contamos con admisibilidad
sanitaria para la carne de pollo, lo que nos permitirá hacer contactos con
potenciales importadores y además, conocer precios, marcas y gustos en cuanto a
los hábitos de consumo en uno de los mercados más exigentes y sofisticados del
mundo”.

Entre
otros contactos, la misión visitó la sede de la Asociación de Pollo de Japón
(organización voluntaria de los miembros de las empresas comerciales que
promueve las importaciones y exportaciones de carne desde 1994) y las empresas
japonesas Ja Chicken Food (productora de pollo procesado que permitirá conocer
sobre los procesos de calidad exigidos para comercializar carne en el mercado
japonés), Nichirei Higashi Ogishima Logistic Center (firma logística y de
promoción de ventas) y Aeon Supermarket (la cadena más grande de supermercados
de Japón cuya facturación anual supera los US$ 7,500 millones).

Cada año
se comercializa en este mercado un promedio 1.9 millones de toneladas de carne
de pollo, en tanto que la producción local aporta 1.5 millones de toneladas
anuales. En Japón el pescado y los productos del mar constituyen la fuente de
proteínas preferida, por lo cual se registran consumos relativamente bajos de
otras carnes, aunque la de pollo sigue siendo la segunda favorita con 12 kg por
persona al año, seguida de 11.8 kg para el cerdo y 5.9 kg para la carne de res.
En 2013, por primera vez el consumo de carne de pollo rebasó por 200 gr al de
cerdo en el país del sol naciente.