Oportunidades de exportaciones agrícolas de EE. UU. a México

Oportunidades de exportaciones agrícolas de EE. UU. a México

(Royalty Free Image | Rawpixel.com)

El sector pecuario mexicano obtiene maíz, soya y granos secos de destilería estadounidenses.

De acuerdo con un informe del Servicio Agrícola Exterior (FAS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), México es el segundo mayor mercado de exportación de productos agropecuarios de los estadounidenses. En la última década, las exportaciones agrícolas de Estados Unidos a México crecieron un 48%, de US$12,900 a US$19,100 millones en 2018. El año pasado, casi el 14% de las exportaciones agrícolas estadounidenses se fueron hacia su vecino del sur.

El mercado mexicano de productos agropecuarios de Estados Unidos es diverso y está bien integrado a los canales de distribución estadounidenses. El libre comercio con México ofrece posibilidades de colaboración transfronteriza entre las empresas y, como resultado, en 2018 el comercio bilateral agrícola entre Estados Unidos y México fue de un total de US$45,000 millones.

Publicidad

También podría interesarle: Parlamentarios mexicanos piden parar importación de pollo

Los productos de gran valor orientados al consumidor, como los lácteos y ganaderos, las frutas, los frutos secos y los alimentos procesados, representan la mayor participación de las exportaciones agrícolas estadounidenses a México, valuadas en US$8,600 millones en 2018, indica el informe.

Dependencia de ‘commodities’

México también cuenta con un fuerte sector pecuario, que depende de las importaciones de granos forrajeros y oleaginosas de Estados Unidos. En general, en 2018 las exportaciones de “commodities” (productos básicos) a granel a México fueron de un total de US$6,600 millones, siendo el principal mercado de embarques de maíz estadounidense. El sector pecuario de México también ofrece oportunidades para los productos intermedios, como la harina de soya y los granos secos de destilería.

Productos para consumo humano

El sector de procesamiento de alimentos de México es un fuerte mercado para los edulcorantes, grasas y aceites de Estados Unidos, así como de otros insumos de este sector. En general, en 2018 las exportaciones estadounidenses de productos intermedios a México fueron de más de US$3,900 millones.

Importancia de México

Con casi 126 millones de personas, la población de México es la undécima mayor del mundo, pero presenta una asimetría más joven que la de Estados Unidos, con una mediana de edad por debajo de los 29 años, en comparación con los 38 años en el país anglosajón. Gran parte de la población del país son adultos jóvenes o pronto lo serán, con un aumento en el ingreso del consumidor.

La demografía por edades es importante para los exportadores nuevos del mercado que buscan establecer una base de clientes. Puede ser también de utilidad entender las tendencias por edad para que los exportadores prevean el cambio de gustos y preferencias en sus planes estratégicos de mercadotecnia a largo plazo.

La economía mexicana es la undécima más grande del mundo, con un producto interno bruto cercano a los US$2.5 billones en 2018, con base en la paridad de poder de compra. Se espera que los hogares de ingresos medios y altos de México crezcan del 30% del total de hogares en 2018 a más del 40% en 2025. Estas son buenas noticias para los exportadores de Estados Unidos, ya que, a mayor ingreso, los patrones de demanda del consumidor viran hacia una gran diversidad de carnes, productos alimenticios y procesados de mayor calidad. Esta tendencia ofrecerá nuevas oportunidades a los agricultores, ganaderos y fabricantes de alimentos estadounidenses para que expandan su base de consumidores en México y aumenten sus ventas, indica el informe del FAS.

Composición de las exportaciones agrícolas de EE. UU. a México

En 2018, México se colocó como el principal mercado de exportación de Estados Unidos en los siguientes renglones:

  • maíz (US$3,100 millones)
  • productos lácteos (US$1,400 millones)
  • carne de aves y huevos (US$1,100 millones)
  • azúcar y edulcorantes (US$649 millones)
  • granos secos de destilería (US$415 millones)
  • arroz (US$262 millones).

México también fue el segundo o tercer mayor mercado de otros 25 importantes insumos, que van desde commodities a granel como la soya (US$1,800 millones) y el trigo (US$662 millones) a bienes intermedios como los aceites vegetales (US$311 millones) y la malta (US$210 millones). Finalmente, también una amplia variedad de productos orientados al consumidor de gran valor como el cerdo y sus productos (US$1,300 millones), carne de res y sus productos (US$1,100 millones), frutas frescas (US$619 millones) y otros alimentos preparados.

A medida que la economía y clase media de México crezca y se expanda, las oportunidades de crecimiento de ese país seguirán siendo un mercado de exportación importante y creciente para los productos agropecuarios de Estados Unidos, explica el informe del FAS.

En los últimos cinco años, la exportación de comestibles preparados estadounidenses creció casi US$100 millones. Los productos clave incluyen las botanas o snacks (US$320 millones), salsas y condimentos (US$215 millones), sopas (US$210 millones) y otros alimentos procesados. Se espera que este incremento se equipare con el crecimiento de los sectores de alimentos y bebidas al menudeo de México.

En 2018, la venta de alimentos al menudeo en México se valoró en US$159,000 millones y se espera que, para 2024, el sector crezca un 32% a más de US$200,000 millones, según datos de IHS Markit.

En 2018, la venta de bebidas sin alcohol fue de US$20,000 millones y se espera que, para 2024, sobrepase los US$26,000 millones. En 2018, las ventas de bebidas alcohólicas fueron cerca de US$19,000 millones, de las que la cerveza representa el 75% del total y que los comestibles preparados incluyen cereales para el desayuno, condimentos y salsas, botanas (snacks) y alimentos preparados. Se espera que, para 2024. crezcan casi un 29%.

En general, conforme la economía mexicana siga en desarrollo y el número de hogares de clase media aumente, México seguirá siendo un mercado de exportación importante y creciente para los productos agropecuarios de Estados Unidos.