Pollo y huevo entran de manera ilegal a Colombia por 35 rutas desde Venezuela

Pollo y huevo entran de manera ilegal a Colombia por 35 rutas desde Venezuela

Gremio colombiano asegura que 200 mil huevos diarios ingresan de contrabando desde el país bolivariano

Según informe publicado por el diario económico La República, al menos 35 rutas de contrabando improvisadas en la frontera de Colombia con Venezuela, en el departamento del Norte de Santander, encontró la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) con cooperación de la Dirección de Impuestos y Aduanas (Dian) tras adelantar nuevas labores de inteligencia.

El ingreso de todo tipo de productos, sin los respectivos permisos, desde el país vecino es un problema que completa décadas. Al Gobierno no le ha resultado sencillo vigilar una frontera de 2,219 kilómetros que atraviesa más de cinco departamentos. Mauricio Millán, gerente encargado de la regional de la Dian en Norte de Santander, explica que el problema no es sólo de competencia desleal (“el costo de los productos es mucho más bajo”), sino también de salubridad.

Publicidad

“La mayoría de estos alimentos no cumplen con los requisitos sanitarios, sin contar con que los transportan de manera inadecuada, lo que supone un grave riesgo sanitario para Colombia”, argumenta Millán. Según reportes de esta oficina, en 2013 se incautaron más de un millón de toneladas de productos perecederos de la canasta básica entre los que destacan hortalizas, carne en canal, pollo refrigerado, huevos y arroz. “Estamos fortaleciendo la presencia de la autoridad y recuperando espacio”, asegura.

Andrés Valencia Pinzón, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), informa que 60 por ciento del pollo empacado que se consume en el departamento de Norte de Santander es de contrabando, “así como el 80 por ciento del huevo que llega a las tiendas en el también limítrofe departamento de La Guajira”.
El general Gustavo Alberto Moreno, director de la Polfa, destaca que frente a los resultados del año pasado, en las primeras semanas del mes se ha superado hasta en 500 por ciento la aprehensión. “La problemática en Cúcuta está íntimamente ligada a la cooperación binacional”, dice. Recientemente, la Polfa logró un acuerdo con sus homólogos venezolanos para implementar un control estricto sobre productos “que incluso el gobierno bolivariano subsidia para autoabastecerse”.

La Polfa estableció vigilancia permanente en las trochas, centros de acopio, plazas y calles con el objetivo de seguir la actividad de toda la cadena. En estos avances el papel de los gremios -incluido el avícola- también ha sido determinante, pues han suministrado a la Dian toda la información que les llega de dónde se comercializan los alimentos.