Temor al chikungunya dispara ventas de patas de pollo en Venezuela

Temor al chikungunya dispara ventas de patas de pollo en Venezuela

Habitantes del oriente del país suramericano aseguran que su ingesta aumenta nivel de plaquetas

“La gente se
quiere llevar de cinco a 10 kilos de patas de pollo cada uno, y me ha tocado
regularizarlo a un kilo por cliente, primero para que alcance para todos y
segundo porque hay quienes las compran, las limpian y luego se ponen a
venderlas hasta en 100 bolívares por kilogramo”, aseguró al periódico Mundo
Oriental
 la comerciante de carnes Nahomis Barrios, quien desempeña su actividad
comercial en el Mercado Municipal de Anaco, capital del Estado de Anzoátegui
(oriente).

Según una creencia popular sin mayor asidero
científico, el hervido de patas de
pollo
, ingerido por pacientes afectados con chikungunya o por la fiebre del
dengue, sirve para aumentar el nivel de plaquetas en la sangre del enfermo,
hecho que supuestamente contribuye a una rápida recuperación. “Desde que este
mal atacó a Venezuela por la temporada de lluvias, las ventas de las
extremidades del ave se han triplicado en esta localidad gasífera”, informó el
diario.

Publicidad

Mundo Oriental
añadió en su reportaje que si bien es cierto que siempre los anaquenses han
comprado sus kilitos para combatir el dengue o realizar sus sopas, en estos
meses se ha disparado la venta del alimento, cuyo valor está en 25 bolívares el
kilo. “Por ejemplo, si el viernes recibo mercancía, ya para el sábado no hay
patas”, expresó la comerciante Barrios, que además apuntó “opte por hacer los
pedidos a un matadero en Valencia, puesto que aquí en la zona no me estaban
despachando el producto”.

Por su parte,
Marisela García, vendedora de los alrededores del mercado, indicó que a su
negocio últimamente llegan preguntando por las patas, sin embargo, sólo se
dedica a expender el pollo entero, por lo que algunos optan por comprarlos
completos para obtener las extremidades. “Quienes tienen los recursos se llevan
el ave entera”, explicó.

Al respecto,
los consumidores o pacientes reportaron la desaparición de esta parte del pollo
y gallina. “No se consiguen con facilidad las patas para hacer los consomés en
casa que sirven para disminuir los malestares del dengue y chikungunya. He
preguntando en varios locales donde se que vendían y la respuesta es que se
acabo”, así lo expresó Ángela Cedeño, compradora. Vale destacar, que entre las
quejas de los compradores destaca el expendió de este nutriente hasta en 100
bolívares el kilogramo, en algunos sitios.