¿Vuelve la influenza aviar a México?

¿Vuelve la influenza aviar a México?

Mensajes contradictorios en diversos medios sobre un posible brote en Oaxaca

Por un lado, el pasado 22 de enero, se publicó en varios medios que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) después de las investigaciones epidemiológicas descartó la presencia del virus de influenza aviar de alta patogenia en una unidad de producción avícola de crianza de reproductoras pesadas en el estado de Oaxaca. No obstante, días antes había aplicado la cuarentena preventiva ante sospecha de la presencia de las cepas H7N3 y H5N2.

Después de los análisis de las muestras, se descartó la presencia de la enfermedad en la mencionada unidad de producción, por lo cual no fue necesario aplicar cuarentena definitiva.

Publicidad

Pero un día antes, el 21 de enero, un reconocido rotativo mexicano dijo que el “Laboratorio de Bioseguridad de Palo Alto confirmó la presencia de influenza aviar H7N3 y H5N2 en una de las Unidades de Producción Avícola (UPA) del municipio de Tlacolula”, por lo que se autorizó la aplicación de vacunas contra esa enfermedad en siete granjas ubicadas en los Valles Centrales y la Mixteca, en el estado de Oaxaca, al sur del país.

Se publicó que “así lo confirmó el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Manuel García Corpus, quien dijo que ya se decretó una “cuarentena preventiva” en la UPA de Tlacolula, como lo dispone la Ley Federal de Sanidad Animal”.

Informan además que la antes mencionada cuarentena preventiva es para “aislar el virus de influenza aviar, y que se levantará una vez que se confirme la ausencia de infección o circulación viral cuando la Dirección General de Salud Animal lo determine”.

Se han echado a andar varias disposiciones zoosanitarias, tales como la prohibición del ingreso y egreso de las aves de la unidad de Tlacolula, repetición de muestreos, limpieza, lavado y desinfección de vehículos, materiales y equipos utilizados en la granja, y eliminación de heces, basura y desechos dentro de las instalaciones, entre otros.

Al momento de escribir esta nota, aún no se informaba nada al respecto en la página web de la OIE, ni del propio Senasica.