En Uruguay, lluvias bajan rendimiento en cultivos de maíz

En Uruguay, lluvias bajan rendimiento en cultivos de maíz

Hongos hidrófilos provocan que apenas se alcancen 3 mil kilos por hectárea o menos

Miguel Carbajal, directivo de la Asociación Uruguaya de Siembra Directa (Ausid), señaló al diario charrúa El País que las fuertes lluvias de comienzo de año afectaron el rendimiento esperado para la cosecha de maíz de segunda en esta nación, donde se denomina así al sembradío de este grano hecho luego del cultivo tradicional de invierno.

“El maíz sembrado más tarde tuvo dificultades por los excesos hídricos, que ocasionaron la aparición de hongos, entre otros problemas. Les aplicamos dos tandas de fungicida, pero seguramente sus rendimientos estarán alrededor de los tres mil kilos, es decir, menos de la mitad de los que no tuvieron este problema”, indicó Carbajal.

Publicidad

La misma fuente agregó que la afectación alcanza el 30 por ciento del maíz de segunda. En esta zafra de cultivos de verano (austral, de diciembre a marzo), más de la mitad del maíz sembrado fue de segunda. Los cultivos que presentaban mayor desarrollo al momento de las copiosas precipitaciones, si bien su estado no es parejo, presentan buenas expectativas de rendimiento que se ubicarían entre los 5,500 y 6,000 kilos por hectárea.

En algunos sembradíos que padecieron la sequía decembrina previa a las lluvias torrenciales de año nuevo, “el panorama fue fatídico. En muchas chacras (fincas) antes de hacer una cosecha menor a los dos mil kilos por hectárea, los productores prefirieron picar el maíz y destinarlo como alimento de ganado”, puntualizó Miguel Carbajal.

Según la FAO, el año pasado Uruguay registro una cosecha récord de este cereal cercana a las 900 mil toneladas, recogida en 130 mil hectáreas cultivadas, que arrojaron un rendimiento promedio de siete mil kilos. Para satisfacer su consumo interno, representado principalmente en los sectores porcícolas y avícolas, este país destina poco más de 200 mil toneladas anuales.