El Salvador: construirá su primera planta porcina tecnificada

El Salvador: construirá su primera planta porcina tecnificada

Parte de la inversión en la planta está dividida entre las empresas asociadas CORSAIN y COPORC, mientras que otra parte, destinada a la tecnología, proviene del Departamento de Agricultura de EUA.

Después de más de año y medio en la búsqueda de un terreno, finalmente la empresa Industrias de la Carne S. A., INCARSA, compró una extensión de tierra de 18 manzanas en el que se espera construir una planta procesadora de carne de porcina tecnificada en El Salvador.

INCARSA es la empresa que fue necesario crear para desarrollar y administrar el almacén de carne de porcino en una asociación igualitaria. Consiste en 50% de participación en la junta directiva para la Corporación Salvadoreña de Inversiones, CORSAIN y la Asociación Cooperativa de Porcicultores de R. L., COPORC.

Publicidad

El Sr. Jaime Ávila, gerente de CORSAIN, explicó que la compra se realizó a mediados de febrero de manera directa. Parte de la inversión en la planta está dividida entre las empresas asociadas, mientras que otra parte, destinada a la tecnología, proviene del Departamento de Agricultura de EUA.

La compra de la superficie para la construcción ha sido una de las dificultades que el proyecto presentó desde que se iniciaron todos los procesos hace año y medio. El siguiente paso es terminar el estudio de impacto ambiental con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador. Sin embargo, el tema de los permisos no es lo único que se debe continuar trabajando en la empresa. Ávila manifestó que ya han comenzado a trabajar en los diseños de las cámaras refrigerantes.

A propósito de esto, una comisión viajó a la Feria Expo Carnes en México en donde se hicieron contactos con varias empresas que pudieran diseñarlo.

“Fuimos a la feria a hablar con gente especializada en montajes de este tipo de proyectos, y se les enseñó a ellos un plano preliminar de lo que nosotros quisiéramos para que lo analicen y lo estudien”, dijo el gerente de CORSAIN.

Una vez realizado este trámite, esperan recibir las observaciones o cambios de los expertos. “Ahora vendrán las ofertas de las seis empresas que hemos contratado, con las observaciones para construir el rastro, y ya entonces nosotros contratamos a la gente a acá para la obra civil”, sostuvo. Al contar con los diseños, Ávila calcula que ésta pueda estar construida en “seis a ocho meses”.

En diciembre del año pasado se creó la nueva empresa entre ambas entidades que podría abrir la oportunidad al país de exportar estos productos, por primera vez, hacia EUA.

En ese momento, César Figueroa manifestó que al contar con la certificación fitosanitaria gracias al apoyo del Departamento de Agricultura de EUA se podrían comenzar a enviar chicharrones, pero la expectativa también es enviar pupusas con chicharrón. Los empresarios porcicultores indicaron que también están finalizando con la preparación de una reglamentación que están asesorando las autoridades estadounidenses.