Kikes anuncia venta en Colombia de huevo en cáscara pasteurizado

Kikes anuncia venta en Colombia de huevo en cáscara pasteurizado

Es una de varias propuestas diferenciadoras y de crecimiento que implementa la principal productora de huevos en este país andino.

Desde finales del año pasado, Huevos Kikes, la marca propia de Incubadora de Santander emprendió un ambicioso proceso de modernización y crecimiento que hasta la fecha suma más de 90,000 millones de pesos colombianos (US$30 millones). Así lo sostuvo al diario La República de Bogotá el presidente de Huevos Kikes, Juan Felipe Montoya, quien espera que su compañía pase en menos de un año de 3.2 millones a 4.5 millones de unidades diarias producidas y comercializadas.

“De los 252 huevos al año que consume cada colombiano, nosotros producimos 30, lo que nos da una participación del 12 por ciento del mercado. Nuestra meta para los próximos siete años es alcanzar una participación del 25 por ciento, con una producción diaria de 10 millones de huevos”, informó el empresario.

Publicidad

Hoy, la compañía cuenta con 4 millones de ponedoras, 16 centros de distribución, una flota propia de 280 camionetas repartidoras que llevan sus huevos a 45,000 tiendas de barrio en 15 ciudades colombianas.

Precisamente, una de las estrategias de Huevos Kikes para alcanzar sus nuevas metas es entrar este año al canal de supermercados y grandes superficies, sin descuidar su fortaleza en las tiendas de barrio. Kikes es el primer productor colombiano de huevos, en un mercado atomizado donde 20 compañías son responsables del 50 por ciento de la producción y el resto de la demanda es atendida por pequeños productores locales. El segundo productor colombiano llega a los 1.8 millones de huevos diarios.

Gracias a la fuerte inversión tecnológica, Huevos Kikes espera comercializar huevos líquidos y en cáscara pasteurizados desde el segundo semestre de 2016, “Se trata de una patente, nuestra planta pasteurizadora es única, innovadora y diferente para la industria”, dijo el presidente.  

Otra de las apuestas destacadas de esta firma santandereana es la de generar su propia energía eléctrica a partir de biomasa (gallinaza), “Y esperamos hacerlo desde septiembre próximo”.

Por último, pese a que menos del 4 por ciento del huevo producido en el mundo se consume en países distintos al de origen, “También tenemos metas claras de internacionalización hacia el año 2023. Pensamos instalarnos en países vecinos con unidades de producción y comercialización propias, para atender desde adentro esos mismos mercados”.