La acción de la xilanasa produce ciertos prebióticos

La acción de la xilanasa produce ciertos prebióticos

La clave para liberar el potencial de la aplicación de xilanasa es centrarse en las características de la enzima específica

Las
recientes desarrollos que ponen en claro los mecanismos por medio de los cuales
la enzima xilanasa para alimentos balanceados produce una respuesta del
desempeño, tanto en dietas de maíz como de trigo, ha resaltado la importancia
vital de las características de la enzima específica.

“Está
ampliamente reconocido que la clave para lograr una respuesta consistente y
confiable del uso de la xilanasa es la aplicación de la dosis correcta de una
enzima de este tipo adecuadamente optimizada, así como garantizar que llegue
aún activa al punto de acción”, señala el Dr. Craig Wyatt, gerente técnico
de aves de AB Vista. “Pero ahora tenemos una idea mucho más clara de las
características específicas que se necesitan para que se optimice dicha
xilanasa”.

Publicidad

Estos nuevos
conocimientos se relacionan a la importancia que surge de ciertos productos
finales prebióticos que se producen cuando una xilanasa bien dirigida
descompone los arabinoxilanos de la fibra vegetal. Estos arabinoligosacáridos
específicos (AXOS) son uno de los muchos mecanismos por medio de los cuales las
xilanasas mejoran la digestibilidad de los nutrientes y el desempeño animal en
dietas de maíz no viscosas, así como contribuyen a la respuesta en dietas de
trigo viscosas.

“Este
efecto solamente se puede lograr mediante el uso de xilanasas que dividen la
estructura central de xilosa de la cadena media del arabinoxilano (xilanasas de
acción endo), que lo hacen en el punto correcto para producir los prebióticos AXOS
necesarios y que no continúen dividiéndolos aún más”, explica el Dr.
Wyatt.

“Es
importante que la xilanasa no produzca niveles altos de xilosa libre o azúcares
de arabinosa, los cuales pueden ser perjudiciales para el desempeño animal, o
que tenga actividades colaterales mal definidas o no declaradas, que lleve
demasiado lejos a la degradación del arabinoxilano.

“Al
combinarse con la capacidad de sobrevivir a las condiciones ácidas y a las
enzimas digestivas del estómago, con el alto nivel de actividad en pH de 3 a 6
y a alrededor de 40C (104F), y con la termoestabilidad para sobrevivir al
procesamiento del alimento y peletizado de altas temperaturas, el resultado es
una enzima xilanasa para alimento balanceado en la que realmente se puede
confiar, para que se desempeñe de forma constante en todas las dietas”.