Protestas perjudican a la avicultura en Paraguay y Colombia

Protestas perjudican a la avicultura en Paraguay y Colombia

Un paro camionero en tierras guaraníes y otra protesta social en el país andino encienden las alarmas en el negocio avícola de ambas naciones.

El 30 de mayo inició un nuevo paro agrario en Colombia, por lo cual el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi), Andrés Valencia Pinzón, se pronunció con el fin de evitar que medidas como el cierre de vías afecte lo menos posible a la actividad agropecuaria en general y al negocio avícola en particular.

En comunicado publicado por el diario La República, el líder gremial explicó que, “Las organizaciones campesinas e indígenas deberán ser pacientes, desde 2013 el país viene soportando todos los años paros agrarios cuyas motivaciones son variopintas y cargadas de mucha ideología”.

Publicidad

Agregó que, “Es claro que estas organizaciones no alcanzan a comprender cómo funciona el gobierno y los procedimientos que se deben surtir para ejecutar los $250,000 millones (US$80 millones) que tiene listos el Ministerio de Agricultura para atender los mencionados compromisos y afirma que en eso el gobierno ha sido enfático y que la plata no la van a regalar pero tampoco se va a perder”.

Una situación similar se vive en Paraguay, de acuerdo con lo reportado por el periódico asunceño La Nación cuando publica que, “El paro de unos 4,000 camioneros afecta al sector avícola, ya que unas 250 granjas de los departamentos Central y Cordillera se están quedando sin alimentos para más de 20 millones de pollos. Pablo Mauger, presidente de la Asociación de Avicultores del Paraguay (Avipar), explicó que de continuar la protesta de los camioneros, a partir del lunes 30 de mayo empezarán a cuantificar las pérdidas”.

Añadió el directivo gremial guaraní, “Que tanto la soja como el maíz y el trigo que utilizan los establecimientos avícolas, de estos dos departamentos provienen de Alto Paraná, y los principales puntos conflictivos son: Caaguazú y Coronel Oviedo. Indicó que los cargamentos no llegan a los silos de los productores agrícolas desde hace una semana y empiezan a quedarse sin reservas”.

Finalmente, Mauger enfatizó que, “Estamos en una situación alarmante, los establecimientos avícolas de Central y Cordillera, que son los principales puntos de producción avícola, se están quedando sin alimentos para los pollos, necesitamos que esto se levante el paro urgentemente; si a las aves no se les dan de comer un día ya mueren”.

En los dos departamentos afectados se faenan cada día 150,000 pollos.