Gallinas sin jaulas, pero plástico en la barriga

Gallinas sin jaulas, pero plástico en la barriga

Gallinas sin jaulas, pero plástico en la barriga

ondacaracola | BigStockPhoto.com

La creciente contaminación, sobre todo de plástico, amerita acción inmediata no solo del público en general, sino de la industria avícola.

Acaba de salir a luz información sobre un hecho en el que nunca había pensado: podemos tener microplásticos de PVC o PET en el intestino provenientes tanto de los mismos empaques de alimentos y bebidas como de pescado y mariscos, gracias a las 8 millones de toneladas de basura de plástico que acaban en el medio ambiente, en particular en el mar.

La cuestión no acaba aquí. Aún no se sabe cuánto plástico puede ser dañino para la salud humana, el impacto que la presencia de esas partículas podría tener en nuestro intestino y la posible toxicidad de sus componentes químicos. Sin afán de alarmarme, ni de alarmar a los demás, me parece algo serio. Quizás muy serio.

Publicidad

Se preguntarán ustedes qué tiene que ver este tema con los pollos y las gallinas. Pues todo y nada. Simplemente, me puse a reflexionar sobre cómo es posible que se dedique tiempo, dinero y esfuerzo a sacar a las gallinas de las jaulas, a promover su supuesto bienestar, a hacer que la gente gaste más dinero en alimentos (dinero que no tiene), cuando tenemos este problema encima, junto con otros.

Me gustaría ver este mismo tipo de energía dedicada a causas como la de promover otros empaques y la correcta eliminación de la basura, o cómo evitar el desperdicio de alimentos (del que ya he blogueado con anterioridad), y que dejen trabajar a los productores de alimentos.

También me hizo reflexionar sobre otra cosa. Quizás la industria avícola deba ir pensando en buscar otros materiales de empaque para no contribuir más al deterioro del ambiente.

Si la avicultura es la producción de proteína animal con menos huella de carbono, tenemos un punto a favor. Añadamos otro. Sería mejor que en los empaques de pollo se señalara que se usan materiales reciclables y no que pongan “sin hormonas”, cuando sabemos que nunca se han usado las hormonas en la producción de pollos, ni se usan. ¿Ustedes qué piensan?