Genómica, proteómica, metabolómica y ¿salud aviar?

Genómica, proteómica, metabolómica y ¿salud aviar?

Las ciencias ómicas suenan a algo como de una experiencia extrasensorial, pero existen, son reales. En el World Nutrition Forum de Biomin en Vancouver, Canadá, de la semana pasada se habló sobre estas ciencias y su relación con la salud intestinal de las aves.

Las ciencias ómicas, a saber, le genómica, transcriptómica, proteómica y metabolómica permiten conocer con mayor profundidad el metabolismo celular de los organismos vivos. Con los métodos tradicionales de microbiología e histología −dice el investigador Franz Waxenecker− se sabe qué es lo que hay en el intestino, pero estas nuevas tecnologías de secuenciación nos dan información de lo que hacen las células.

Publicidad

¿Y qué tienen que ver estas ciencias ómicas con la producción avícola? Esto tiene que ver, porque la salud intestinal es un punto clave del desempeño animal. La producción animal, tal y como la conocemos, le exige mucho al animal, lo cual ha hecho que surjan grandes desafíos con relación a la salud intestinal, digestibilidad de nutrientes y afectaciones de la función de la barrera del intestino.

Además, la producción avícola se enfrenta ahora al desafío de producir sin antibióticos promotores del crecimiento. Esto impulsa a un cambio en las formas de pensar: a verlo todo como algo indivisible. Para ello, explicaron los científicos, es necesario entender lo que pasa a nivel celular. Estas llamadas ciencias ómicas se han aplicado al estudio de la resistencia a los antibióticos y al efecto de los nuevos promotores de crecimiento sobre las bacterias, entre otras cosas.

Con esto en mente, me parece que estamos siendo testigos de cambios en nuestra forma de producir aves, diferente a lo que hasta ahora hemos hecho. ¿Ustedes qué piensan?