Una lista de buenos deseos avícolas para 2018

Una lista de buenos deseos avícolas para 2018

Una lista de buenos deseos avícolas para 2018

Foto: Benjamín Ruiz

Cada cierre de año es momento de balances y anhelos. Con mis mejores deseos para nuestros lectores y para todos los protagonistas de la avicultura continental, les comparto lo que a mi juicio podría ser un listado de propósitos comunes. ¡Feliz año nuevo!

1.      Que el crecimiento en la producción se haga acompañar de un mejoramiento en los precios del pollo y el huevo, gracias a estrategias de valor agregado.

Publicidad

2.      Que la formalización de la industria siga creciendo, para lo cual se debe limitar a avicultores legalizados la entrega del insumo principal: los pollitos y pollitas de un día.

3.      Que los esquivos mercados europeos y norteamericanos se abran por fin a más avicultores latinoamericanos (y no a los mismos dos o tres países).

4.      Que las organizaciones gremiales nacionales y regionales se fortalezcan, que no se dejen dividir siendo tolerantes y abiertas a nuevos modelos de producción, e incluso a nuevas especies aviares (pavos, patos, codornices, etc.).

5.      Que el bienestar animal sea una oportunidad para innovar comercialmente y no para disputas entre avicultores.

6.      Que se trabaje por lograr siempre una producción cada vez más eficiente y ambientalmente responsable, aspectos que van de la mano.

7.      Que se logre el prometido método automatizado de sexaje de embriones en huevo, con el fin de evitar el descarte de machos de un día en las líneas livianas.

8.      Que el comercio de maíz amarillo duro se libere entre los bloques latinoamericanos, buscando así diversificar la dependencia del cereal estadounidense para ganar mayor competitividad.

9.      Que se mantenga el generalizado buen estatus sanitario de la región, sobre todo en lo que respecta a la influenza aviar.

10.  Que se avance en la erradicación de males que hoy se consideran endémicos en varios países latinoamericanos, como la enfermedad de Newcastle.

11.  Que el afán de lucro no mueva las fronteras de lo legal y lo ético en los controles para la inocuidad de los alimentos aviares.

12.  Que se evite siempre la tentación de coludirse entre los mayores productores de pollo y huevo en cada país.

13.  Que la avicultura comercial siga entregando alimentos de calidad a bajo costo, generando riqueza, empleo y bienestar allí donde llega.