No mejora suministro interno de maíz en Brasil

No mejora suministro interno de maíz en Brasil

Se avizora una baja cosecha en Mato Grosso. Importaciones desde Argentina y Paraguay van en aumento para atender déficit estimado entre 500,000 y 700,000 toneladas.

El diario asunceño Última Hora informó que por lo menos 100,000 toneladas de maíz amarillo duro paraguayo podría ser exportado próximamente a Brasil, uno de los mayores productores del grano en el mundo que paradójicamente vive desabastecimiento interno por cuenta de exportaciones masivas a destinos mejor pagados fuera del continente suramericano.

El rotativo destacó que, “Una exportación fuera de agenda y que podría ‘salvar’ a varios productores endeudados, se avizora en el próximo mes. Brasil está teniendo un problema de precios y de abastecimiento de maíz, por lo que optaría por importar de sus vecinos, Paraguay y Argentina”.

Publicidad

Citando al viceministro paraguayo de Agricultura, Mario León, el periódico afirmó que, “Hay una necesidad de entre 500,000 y 700,000 toneladas de maíz en Brasil, por lo que están migrando en sus proveedores”, quien afirmó lo anterior luego de una reunión con el titular de la Unión de Gremios de la Producción, Héctor Cristaldo.

“De esa cantidad, los productores paraguayos ya han comprometido 100,000 toneladas, a ser exportadas en junio, luego de la cosecha”, indicó León.

León resaltó que este negocio en puertas es, “Una oportunidad que en otros años no se ha dado, y que representaría un ingreso extra para los productores. En ese sentido, lo que se venda a Brasil podría honrar las deudas que el sector mantiene, tras haber hecho importantes inversiones en infraestructura y maquinarias. Brasil recibe habitualmente el maíz paraguayo, pero en volumen mucho menor y en determinados estados, por lo que se considera importante este posible negocio”.

Paraguay sembró en 2015 más de 838,000 hectáreas del cereal y se cosecharon cinco millones de toneladas.

“En realidad ellos (Brasil) estaban comprando de Estados Unidos. Hoy les resultaría más caro de ahí, por eso quieren de la región. Además, están con una inflación”, comentó el viceministro.

De otro lado, el diario argentino La Nación, reproduciendo un boletín de la agencia Reuters, publicó que, “Lluvias irregulares o la falta de ellas, que ya habían reducido la cosecha de soja en Mato Grosso, fueron aún más implacables con el maíz, cuya recolección se iniciará en unas pocas semanas y cuyo rinde por hectárea será el menor desde el ciclo 2010/2011, cuando la tecnología agrícola era muy inferior a la actual, según lo evaluó el Instituto Mato-Grossense de Economía Agropecuaria (Imea)”.

La entidad agregó que los resultados en el principal estado productor de granos de Brasil serán inferiores a las previsiones sostenidas hasta principios del mes actual.

“Sin duda habrá un ajuste hacia abajo en las productividades”, dijo a Reuters Daniel Latorraca, del Imea.

La situación es tan grave que incluso pese a la revisión alcista del área sembrada en el informe de principios de mes, que fue de 4.2 millones de hectáreas (un 5.6 por ciento superior al ciclo 2014/2015), el Imea prevé una caída del 12 por ciento en el volumen de la cosecha de maíz de Mato Grosso, hasta un total de 23.1 millones de toneladas. Esto se debe a que el rinde se estima con un descenso del 16.5 por ciento, en 90.7 bolsas de 60 kilos por hectárea.