¡El alimento (y todo) está que explota de datos!

¡El alimento (y todo) está que explota de datos!

(Cortesía de Evonik)

Antes, los datos analíticos se obtenían cuando el alimento ya lo habían metabolizado las aves, pero las cosas han cambiado.

En la actualidad, se usan mejores determinaciones químicas para estandarizar ciertos instrumentos de NIR (Espectroscopía del Infrarrojo Cercano) a fin de obtener un panorama general mucho más rápido de la calidad de las materias primas casi en tiempo real.

Lea el artículo completo en: Industria Avícola Noviembre 2019