La crisis de los granos de 2011

La crisis de los granos de 2011

Es probable que los precios sean algo más bajos que en 2008, pero persistirán durante mucho más tiempo.

La crisis de los granos de 2011 parece probable que eclipse la gravedad del acontecimiento de 2008, pero de una manera diferente. En 2008, los precios se dispararon a niveles fuertemente altos, lo que dio lugar a un pánico de corta duración seguido por la caída en picada de los precios de los granos. Esta vez, en lugar de niveles récord altos, es probable que los precios sean algo más bajos que en 2008, pero persistirán durante mucho más tiempo. Va a ser más como una guerra de desgaste en comparación con la guerra relámpago de 2008. La inevitable caída posterior de los precios de los granos quizás se alargue por más de un año.

El maíz es el mejor ejemplo de esta larga guerra de desgaste. En 2008, el maíz estuvo solo cinco semanas por arriba de $240 por tonelada ($6 por bushel) en Chicago en junio y julio, y luego cayó a $3 a finales de 2008.  Este año el maíz ha estado por arriba de los $6 por bushel durante cinco semanas. Es posible que el maíz pueda promediar $6 en toda la campaña agrícola de 2010-2011 e incluso para la de 2011-2012, un total de 104 semanas. Este es un escenario mucho más perjudicial para la industria pecuaria del mundo que el período de cinco semanas de 2008. La probabilidad de que el maíz caiga a $3 por bushel es poco menos que imposible. Como se puede observar en la gráfica, 2010-2011 será mucho peor que 2007-2008 y podría venir seguido de una campaña agrícola tan mala como la anterior.

Publicidad

El precio de los granos es elevado este año debido al problema habitual de un desequilibrio entre la oferta y la demanda. La oferta de trigo se vio afectada por la sequía en Rusia y Argentina, y por exceso de agua en EUA. Rusia, por lo general un gran exportador de gramos, cerró sus puertos. La producción de maíz en Argentina se redujo por la sequía. En Estados Unidos, la precipitación excesiva redujo el rendimiento y llevó a un descenso del nivel de reservas del país.

Por el lado de la demanda, la recuperación de la economía mundial está consumiendo más granos forrajeros, en lo que destaca en particular China. Además, la quema subvencionada no sustentable de alimentos, también conocida como producción de etanol, sigue creciendo sin cesar. Este año, el etanol consumirá el 40% de la cosecha de EUA correspondiente a 125 millones de toneladas. Al final de la campaña agrícola actual el 31 de agosto de 2011, prácticamente no habrá maíz en EUA. Se ve mal la situación actual, pero podría empeorar aún más. El precio del maíz, y de hecho de todos los granos, estará impulsado a partir de ahora en gran medida por las perspectivas de la cosecha de maíz de EUA de 2011-2012. 

Se necesitan por lo menos 14 mil millones de bushels (355 millones de toneladas) de maíz  para que los precios bajen de los niveles actuales. Con el fin de lograr esto, tendrán que plantarse 37.2 millones de ha. (92 millones de acres) de maíz, las cuales tendrán que rendir 410 bushels de maíz por ha. (166 bushels por acre). En comparación, en esta campaña agrícola se sembraron 35.6 millones de hectáreas (88 millones de acres) con un rendimiento de 388 bushels/ha (153 bushels por acre). Estos aumentos en superficie de siembra y rendimiento parecen, a primera vista, alcanzables dados los altos precios del maíz y el rendimiento generalmente mejor después de un año con un bajo rendimiento. Sin embargo, en este punto, el objetivo parece difícil de lograr.    

Rendimiento de 166 bushels

Un rendimiento de 166 bushels caería por encima de la línea de tendencia. Incluso en 2012, un rendimiento de 166 bushels por acre (410 bushels de maíz por ha.) que se consideraría excepcional. También es importante señalar que el Medio Oeste de EUA es sobre todo tierra de cultivo de temporal (sin riego), en donde la producción depende de las lluvias oportunas. A lo largo de la historia en la que se lleva registros, se han producido sequías con regularidad en el Medio Oeste estadounidense. Por ejemplo, durante el período comprendido entre 1971 y 1988, hubo cuatro años cuando la cosecha se redujo debido a la sequía y, sin embargo durante los últimos 23 años no se ha producido una sola sequía prolongada. Es evidente que ya debió haber habido en el Medio Oeste un fenómeno climático de reducción de cultivos.

A pesar de que los pronósticos a largo plazo son notoriamente inexactos, muchos expertos consideran que el norte del cinturón del maíz será demasiado húmedo y también demasiado frío para un comienzo temprano de la siembra este año. Como resultado, habrá importantes retrasos en la siembra en algunas zonas. A la nieve le llevará mucho tiempo derretirse y también a que la tierra para que se caliente. Bajo el sistema actual de La Niña, es probable que el verano sea más cálido y más seco de lo normal. Como resultado, el maíz y la soya sembrados al final serán vulnerables a la sequedad del verano. No se sabe cuánto afectará La Niña la producción de los cultivos, la cual depende de la sincronización. Sin embargo, el escenario previsto por los meteorólogos indica que no es algo seguro este año el rendimiento de 166 bushels. Lo mejor que se puede prever en este momento es la tendencia del rendimiento de 162 bushels.   

92 millones de acres

¿Qué hay de la cantidad de tierra destinada al maíz? Teniendo en cuenta los altos precios de la soya, el trigo y el algodón es poco probable que el maíz pueda aumentar cuatro millones de acres de los 88 millones plantados el año pasado. Ya se sabe que los precios altos récord del algodón afectarán la superficie de maíz en los estados del sur. Por lo tanto, parece ser más probable este año una ganancia neta de 3 millones de acres.

 

Incremento del precio

Últimos 12 meses

Acres 2010 (millones)

Acres 2011 (millones)

Algodón

             100%

11

14

Trigo

               60%

54

57

Soya

50%

77

77

Maíz

100%

88

91

 

Con 91 millones de acres y un rendimiento de 162 bushels, en este momento se puede esperar una cosecha de 13,500 millones de bushels. Esto corresponde al mismo uso de maíz de este año. Al haber más maíz que se va al etanol, va a haber menos para la alimentación animal y las exportaciones, por lo que el inventario final no será mejor que el nivel récord bajo de este año. Si el escenario proyectado resulta ser cierto, el precio del maíz seguirá siendo excepcionalmente alto durante la campaña agrícola 2011-2012.

Maíz – Miles de millones de bushels  

 

2009-2010

2010-2011

2011-2012

Cosecha

13.1

12.4

13.5

Etanol

4.6

5.0

  5.2

Alimento balanceado

5.2

5.2

  5.1

Exportaciones

2.0

2.0

  1.9

Uso total

13.1

13.5

13.5

Inventario final

1.7

0.7

  0.7

Precio de Chicago

$160

$4.00

$240

$6.00

$240

$6.00

Si el escenario anterior demuestra ser correcto, el aumento previsto de la producción mundial de proteína animal una vez más se va a recortar. El precio de la carne será más alto y la demanda resultante de los consumidores será inferior al que cabría esperar. La producción de carne de res seguirá disminuyendo en todo el mundo y el aumento esperado en la producción de carne de cerdo y de pollo podría reducirse o retrasarse por un año.

Posibilidades

Un rayo de luz en el oscuro cielo de los altos precios de los granos es que habrá un fuerte incentivo para aumentar la producción de granos en todo el mundo. Dentro de un año o dos a lo sumo, puede esperarse un aumento significativo de la producción por lo que el precio del grano seguramente disminuirá. La diferencia con 2008 es que la caída quizás no llegue tan rápido.