Consejos para un buen manejo de la incubadora

Un buen manejo de la incubadora depende de las herramientas correctas para seguir de cerca las necesidades del huevo y del pollito, así como del personal adecuadamente capacitado para medir y reaccionar a esos requisitos.

A pesar de los avances en la tecnología moderna, las mejores herramientas con las que cuenta la gente que trabaja en la incubadora siguen siendo sus propios sentidos de la vista, del oído y del olfato. La identificación inicial de un problema se reduce a que las personas reconozcan las señales de advertencia y a que tengan la necesidad de investigar. La tecnología se usa entonces como un mecanismo de apoyo, que le permita al trabajador de la incubadora afinar detalles en el proceso de incubación.

Desde luego, también es importante contar con los conocimientos para identificar y resolver problemas. Aviagen ha mejorado recientemente sus publicaciones técnicas, la cual junto con este artículo cubren las áreas clave de la incubación, entre las que se encuentran:

Publicidad
  • Temperatura del embrión durante la incubación
  • Pérdida de agua del huevo a lo largo de la incubación y rendimiento de pollitos
  • Tiempo correcto de incubación para la estirpe y el producto

Aunque no es un lineamiento definitivo, la información incluida a continuación debe ser de utilidad para cualquier trabajador o gerente de incubadora; sin embargo, si no se está seguro de alguno de los consejos que aquí se dan, es importante verificarlo con el gerente técnico local.

Evaluación de la temperatura

La característica clave es la temperatura del embrión durante la incubación Esto se relaciona estrechamente a la temperatura del cascarón del huevo, la cual se puede medir con facilidad y sin dañar al embrión.

Recuérdese:

La temperatura del aire de la máquina no va a predecir exactamente la temperatura del embrión.

Verificación de la temperatura del cascarón de huevo

La única herramienta necesaria para medir esta variable es un termómetro infrarrojo, como el Braun ThermoScan 4520. La temperatura del cascarón de huevo es una guía precisa de la temperatura del embrión mismo.

Recuérdese:

La temperatura del cascarón debe tomarse en el ecuador del huevo (véase la imagen), ya que por encima de la cámara de aire la lectura va a registrar una temperatura más baja de la que en verdad tiene el embrión. Use huevos con embriones vivos, ya que un huevo infértil no va a producir calor.

Análisis de la información

Una vez monitoreados los huevos, debe interpretarse la información. La imagen térmica que se encuentra más adelante muestra cómo la temperatura puede variar entre huevos en una misma bandeja, así como la temperatura relativamente baja arriba de la cámara de aire. Nótese el incremento de calor de los huevos en el centro.

La temperatura ideal del embrión para incubabilidad y calidad del pollito se encuentra entre 37.5C y 38.3C (99.5F y 101F). Una temperatura arriba de 39C (102F) puede ser peligrosa, aunque en el período medio de incubación hay un mayor riesgo para el embrión si las temperaturas suben incluso ligeramente por arriba de 38.3C (101F). Si la temperatura está muy baja (por debajo de 37.5C [99.5F]), podría resultar en un retraso en el nacimiento.

La gráfica a continuación resalta las diferentes áreas de riesgo. Nótese que el área de riesgo de temperatura alta cambia con la fase de incubación.

Obrar en consecuencia de la información

En primer lugar, asegúrese que la máquina está funcionando adecuadamente, que las sondas de temperatura están bien calibradas y que todos los ventiladores están en funciones. Bajo condiciones de una sola etapa, si en cualquiera de las fases durante el período de incubación la temperatura es muy alta o muy baja, se deben hacer pequeños ajustes por niveles al programa de temperaturas para llevar la temperatura del cascarón de huevo dentro del intervalo correcto.

Con condiciones de etapas múltiples, hay menos libertad de acción para hacer ajustes, por lo que la situación más probable es que los huevos al final de la incubación estén muy calientes o al principio muy fríos. Así como se verifica la operación de la máquina, revísese dos veces que sea correcto el patrón de carga de etapas múltiples.

Debido a que las máquinas de etapas múltiples tienen huevos en diferentes fases de incubación, solamente se aplica un único ajuste de temperatura a todos los huevos. Esto significa que quizás sea necesario equilibrar los requisitos de los huevos al inicio con los requisitos del final de la incubación. Los ajustes deben hacerse para mantener la temperatura del huevo fuera de la zona de riesgo o retraso en todo momento, aunque quizás sea inevitable.

Verificación de la uniformidad de la temperatura de la incubadora

Así como se verifica la temperatura del cascarón de huevo contra la de la máquina incubadora, también es importante asegurarse que sean uniformes las temperaturas en toda la incubadora. Es vital hacer verificaciones regulares de esta variable en el huevo.

Cuando se hacen pruebas, el objetivo es muestrear huevos de lugares a la derecha y a la izquierda, de la parte frontal, trasera y superior, así como de la parte media e inferior de la máquina incubadora. Los lugares exactos van a variar con el diseño de la máquina, pero deben muestrearse todas las áreas de la incubadora.

No: Monitoree los huevos en las bandejas de hasta arriba o hasta abajo.

Sí: Monitoree los huevos en el centro de la bandeja, ya que van a estar más calientes que los de las orillas.

Humedad

La segunda consideración importante es la humedad. Es fundamental mantener la humedad correcta en la incubadora para un buen nacimiento, ya que controla la cantidad de agua del huevo que se pierde durante la incubación.

Los huevos pierden agua porque tienen cascarones porosos. Por lo general, conforme se va desarrollando el pollito se pierde alrededor del 11 al 12% del peso del huevo por este método. El índice real de pérdida depende de esta porosidad y también de la humedad dentro de la incubadora.

Los diferentes tipos de huevos van a perder cantidades diversas de agua, además de que también la edad y estirpe de la parvada, así como la calidad del cascarón van afectar al índice de pérdida de agua. Por lo tanto, es importante por consiguiente ajustar las condiciones de incubación, para optimizar la pérdida de agua del huevo.

Recuérdese: La pérdida de agua en un huevo permite que se forme la cámara de aire, lo que le da espacio para que se inflen los pulmones cuando el pollito está a punto de eclosionar. Si es muy pequeña no va suceder esto, pero si es muy grande, se puede secar el embrión.

El mejor método de asegurarse que sea correcto el nivel de humedad es pesar el huevo al inicio de la incubación y luego volverlo a pesar a los 18 días. Calcule la pérdida de peso y exprésela como porcentaje del peso inicial del huevo. Si dicho porcentaje está fuera del intervalo del 11-12%, ajuste entonces la humedad. De otra forma, puede verse también afectada la incubabilidad, como se mostró anteriormente.

Rendimiento de pollitos

El rendimiento de pollitos es una medida de cuán hidratado se encuentra el pollito al nacer; es el peso del pollito expresado como porcentaje del peso inicial del huevo. El porcentaje óptimo de rendimiento debe estar entre 67 y 68%. Si es más bajo, es probable que el pollito se deshidrate con poca reserva de yema, lo cual se muestra como un comportamiento activo. Si es más alto, es probable que el pollito sea perezoso y que no se desempeñe bien en la granja.

Recuérdese: Fórmula para obtener el rendimiento del pollito:

Porcentaje de rendimiento del pollito = Promedio del peso del pollito ÷ Promedio del peso del huevo al ponerlo x 100

Las causas más comunes de bajos rendimientos del pollito es la incubación prolongada, baja humedad o una temperatura alta. Por el contrario, el rendimiento alto es producto de un período de incubación muy corto, baja temperatura o alta humedad.

Importancia de la secuencia cronológica de nacimientos

Todo el trabajo duro hecho para asegurarse que las temperaturas y niveles de humedad óptimos sean correctos puede resultar nulo si no es correcta la secuencia cronológica de nacimientos. Si se sacan los pollitos de la nacedora demasiado pronto puede resultar en algunas pérdidas de nacimientos o en pollitos inmaduros en la granja, que no se van a desempeñar bien y que pueden ser susceptibles a enfermedades.

También va a haber problemas si se mantiene a los pollitos demasiado tiempo en la nacedora. A menudo, los pollitos se sobrecalientan, lo que conduce a bajas reservas del saco vitelino, deshidratación y en última instancia, un bajo desempeño del pollo de engorda.

Optimización de la secuencia cronológica

Hay una serie de indicadores al tener una secuencia cronológica incorrecta de nacimientos. Debe haber un máximo de 2% de pollitos por bandeja nacidos a alrededor de 30 horas antes del tiempo esperado de eclosión. Más de eso significa que el tiempo de incubación es demasiado largo, por lo que los nacimientos futuros deben retrasarse en la cantidad de tiempo adecuada.

Búsquese también

  • Los cascarones manchados de meconio en los residuos del nacimiento significa que los pollitos han estado fuera por mucho tiempo.
  • La humedad en la parte dorsal del cuello debe estar visible en alrededor del 5 por ciento de los pollitos al eclosionar, si el tiempo es el correcto.
  • Si al momento del nacimiento se ha formado la cuchilla de plumas, el tiempo de incubación fue demasiado largo.

Recuérdese:

Ajuste los tiempos de colocación con cuidado en incrementos de 3 horas hasta un máximo de 15 horas. No ajuste temperaturas pero sí verifíquelas para garantizar que sea correcto el tiempo ajustado.

¿Por qué hay que recolectar estos datos?

La realización de verificaciones completas y con regularidad va a ayudar a eliminar problemas y a hacer que sea más rápida cualquier investigación. Todo el personal de la incubadora debe estar capacitado para detectar los posibles problemas descritos anteriormente, y utilizar los datos recolectados para tomar decisiones bien informadas.

Recuérdese:

Deben recolectarse datos de:

  • Temperatura del cascarón de huevo
  • Pérdida de agua del huevo
  • Rendimiento de pollitos

Esta información puede dar una clara idea de qué está pasando en la incubadora y permite establecer con exactitud cualquier medida necesaria. Mientras más rápidamente se reúna la información y se proceda en consecuencia, más rápido se podrá implementar un buen programa de incubación.

El desempeño del monitoreo significa un mejoramiento de este, lo que a su vez significa toma de decisiones. ¿Cuál es el resultado? Mejoramiento de la producción de pollitos y del desempeño en la granja.