Cantaxantina: sostenibilidad, rentabilidad y mejor calidad del huevo

Este carotenoide puede además impactar positivamente la salud humana y mejorar el atractivo de los alimentos con huevo.

La suplementación con carotenoides en alimentos para aves
ha sido reconocida durante décadas como una herramienta eficiente para la
producción de yemas de huevo brillantes y atractivas, y pollos de engorde con
pieles doradas, en mercados tan diferentes como México, Japón, China y Francia.

Entre los carotenoides, la cantaxantina es favorita a
largo plazo, dado que no sólo ofrece yemas de huevo con muy buena pigmentación,
sino también otras ventajas que incluyen una mejor salud del ave, mejor
eclosión, aumento de la resistencia de la membrana vitelina de la yema del
huevo, aumento en la vida útil del huevo por sus propiedades antioxidantes y un
aumento general de la rentabilidad. Es aquí donde la sostenibilidad se
incorpora a la ecuación, por cuanto fomentando la salud y la eficiencia se
reduce la huella de carbono del sector y se brinda un mensaje de sostenibilidad
más fuerte, que responde a las preocupaciones de los consumidores y satisface
las disposiciones en materia de protección ambiental.

Publicidad

La cantaxantina es un carotenoide rojo que se presenta
en forma natural (EFSA, 2014) y se puede encontrar en algunos hongos y como
parte del sistema de coloración de las plumas de cardenales, flamencos y
orioles (Thomas, et al., 2014). Durante muchos años, la investigación ha
demostrado que los carotenoides suplementarios en alimentos para aves otorgan
mejor calidad a los productos finales, tales como las yemas de color brillante,
tan apreciadas en todo el mundo. Muchos productos derivados del huevo dependen
de la yema como única fuente de color. Sin embargo, existen ventajas
adicionales recientemente descubiertas con respecto al rol dietario de los
carotenoides como antioxidantes, en inmunomodulación y en la mejora de la
calidad de los huevos a través del fortalecimiento de la membrana vitelina, ventajas
que agregan un rol importante a los carotenoides en el aumento de la sostenibilidad
en la producción avícola.

Sostenibilidad

Veamos qué es la sostenibilidad. De acuerdo al
contexto antes mencionado, podemos decir con seguridad que es el cumplimiento
de los requerimientos de alimentación sin comprometer la posibilidad de las
generaciones futuras de satisfacer sus respectivas necesidades. Esto implica una mayor eficiencia en la producción, con menos insumos,
especialmente los no renovables. De esta manera, también aumenta la rentabilidad
y mejoran las posibilidades de una mejor calidad ambiental y responsabilidad
social para beneficio de la gente, del planeta y de la rentabilidad.

Impacto en la salud
humana

Las continuas pruebas bien documentadas demuestran que
la cantaxantina ha sido aprobada y autorizada en más de 70 países en Europa,
Estados Unidos, Canadá, Centroamérica y Suramérica, África, Oceanía y los
principales países asiáticos como China, Japón, Corea, Taiwán, Tailandia y
Vietnam.

Las autoridades europeas y japonesas han reflejado la inocuidad
de la cantaxantina con el establecimiento de una IDA (Ingesta Diaria Admisible)
para este carotenoide. En realidad, la cantaxantina es la única fuente de actividad
carotenoide con IDA. Sin embargo, la inocuidad es solo un aspecto de esta
ecuación. La cantaxantina ofrece beneficios potenciales para la salud humana
(Palozza, et al., 1998), como la posibilidad de desempeñarse como inhibidor del
inicio de algunos cánceres (Grubbs, et al. 1991). Ciertamente, está claro que
es necesario realizar mucho más trabajo de investigación que explore las
posibilidades de la cantaxantina en salud humana.

Otro de los aspectos que vinculan a la cantaxantina
con los seres humanos es su rol fundamental en el aumento del atractivo de
alimentos altamente nutritivos como los huevos, pues hace más tentadora su
inclusión en recetas o procesos de cocción. De esta manera, se puede aumentar
el consumo de huevos, lo que permite una mejora en el valor nutritivo de la
dieta humana de una manera muy económica. Este aspecto es especialmente real en
niños, dado que con los huevos se pueden reemplazar otros alimentos igualmente
nutritivos pero menos llamativos. 

La cantaxantina y la
sostenibilidad

¿Cómo son los carotenoides idénticos al natural, como
la cantaxantina, si se les compara con carotenoides extraídos químicamente del
pimentón (paprika) o tagetes (marigold o cempasúchil) en términos de su impacto
sobre nuestro planeta? Ante todo, son inocuos para su uso pretendido en
suplementación de alimentos para aves (Weber, et al. 2013). Sin embargo, desde
un punto de vista puramente ambiental, existe un estudio realizado a gran
escala en Alemania (Saling, 2008) donde el costo de la producción ambiental de
carotenoides sintéticos idénticos al natural se comparó con el costo de
moléculas extraídas químicamente. Se evaluaron todos los aspectos de producción
y utilización. La conclusión fue que la producción de carotenoides sintéticos
idénticos al natural (cantaxantina y apoéster) produce una cantidad de emisiones
de gases de efecto invernadero, o equivalentes a CO2, casi cinco
veces menor a la de la extracción de moléculas del pimentón o tagetes. El
consumo de agua en la producción de carotenoides sintéticos idénticos al
natural es 35 veces menor. La conclusión general a la que se llegó con este
trabajo es que el uso de carotenoides sintéticos idénticos al natural es mucho
más sostenible.

El otro lado de la moneda, es decir, la eficiencia alcanzada
gracias al uso de la cantaxantina, también ofrece una visión positiva. Por
ejemplo, las pruebas realizadas con gallinas reproductoras con dietas con cantaxantina
arrojaron un promedio de 3,718 pollitos recién nacidos por tonelada de alimento
(+2.7 por ciento) contra un lote control sin suplementación con cantaxantina (3,618
pollitos recién nacidos). Visto de otra manera,
se necesita menos alimento para producir la misma cantidad de pollitos, con lo
que se reduce así la huella de carbono general de la industria avícola.

La gran eficiencia de la cantaxantina comparada con la
del pimentón y del apoéster comparado con tagetes se puede resaltar considerando
los kilos de producto necesarios para dar color a las yemas de huevo. Al considerar
1 kg de microesferas de cantaxantina pura, se necesitan entre 600 y 700 kg de
extracto químico de pimentón para obtener el mismo color de yema. Al considerar
el apoéster, son necesarios 180 a 210 kg de extracto químico de tagetes para
obtener un mismo color de yema, a partir de una gallina suplementada con 1 kg
de apoéster. Si llevamos estas comparaciones al uso práctico, esto
significa que para cada emisión de 0.1 ton CO2/mes generada en la
entrega de cantaxantina y apoéster, se generó 3.2 veces más CO2 en
la entrega de extractos químicos de pimentón y tagetes; o la necesidad de
plantar 7 árboles más por mes (este cálculo se realizó considerando 1 millón de
gallinas, alimentadas con 1.5 ppm de apoéster + 3.5 ppm de cantaxantina,
vehículos livianos de 500 kg de carga y camiones livianos de 3 toneladas de
carga, con una distancia de entrega recorrida de 50 km).

Rentabilidad del uso de la cantaxantina

La cantaxantina está asociada con los siguientes
beneficios que impulsan la rentabilidad y la sostenibilidad general de la
granja:

  1. Yemas de huevo más ricas y más uniformes. En función
    del mercado, y como parte fundamental de los programas de valor agregado de los
    huevos, la cantaxantina permite obtener huevos mejor pigmentados que pueden
    significar un retorno de la inversión desde 25 a 200:1 al considerar precio de
    venta minorista vs. inversión en alimentos.
  2. Huevos de mejor calidad. Con el uso de la cantaxantina,
    aumenta la fuerza de la membrana vitelina (véase la foto). La cantaxantina
    (junto con el apoéster) es el carotenoide con mayor rango de deposición en la
    yema y alta capacidad antioxidante (véase la figura 1). Gracias a esta doble
    ventaja, tiene la capacidad de proteger la membrana vitelina proteica a través
    de la preservación de los dobles enlaces de azufre y aumentar así la fuerza de
    la membrana de la yema. Esto es especialmente importante al separar la yema de
    la clara en repostería, con fines industriales y en la cocina gourmet.
  3. Más y mejores pollitos. Gracias a sus propiedades
    antioxidantes, la cantaxantina produce cuatro beneficios al utilizarse en la
    alimentación de gallinas reproductoras: mejor fertilidad, mayor eclosión de
    huevos, mayor nacimiento de pollitos con un crecimiento más rápido y más sanos
    (Araujo y Araujo, 2014; Rosa et al 2012 y Surai, 2012). Las razones detrás de estos beneficios están relacionadas con las propiedades
    antioxidantes y el alto rango de deposición de la cantaxantina, así también como
    con sus actividades de inmunomodulación (Johnson, et al. 2011). El retorno de la inversión en cantaxantina para reproductoras es de
    aproximadamente 4:1.

Comenzamos este
artículo haciendo énfasis en cómo los carotenoides bajo la forma de productos
sintetizados idénticos al natural, tales como la cantaxantina, pueden
complementar la sostenibilidad optimizando la eficiencia y bienestar de las
aves y la rentabilidad de la producción. La cantaxantina también es inocua cuando
se utiliza como suplemento en alimentos para aves. En realidad, hoy se observan
indicios de que podrían tener un rol importante en la salud humana en algunos
años. Finalmente, el desperdicio es uno de los factores negativos más
importantes que afectan la fórmula de sostenibilidad en este sector. Debemos
recordar que la suplementación con carotenoides en alimentos para aves implica
algo más que huevos más comerciables o pollitos más sanos a partir de la misma
cantidad de aves. También significa alimentos más coloridos y más atractivos en
la mesa. Se desperdicia menos. La eficiencia de la producción aumenta más aún.