Coyuntura sanitaria favorecería mayor consumo de pollo en Colombia

Coyuntura sanitaria favorecería mayor consumo de pollo en Colombia

Desde agosto, 20 mataderos de bovinos cerrarán al mes por incumplir normatividad, lo que sacaría del mercado 250,000 toneladas de esta carne que serían suplidas en buena parte por el pollo.

Según información publicada por el diario bumangués Vanguardia, el inminente cierre de más de 230 plantas de sacrificio de ganado bovino en todo el país abriría una oportunidad para otras carnes como la del pollo, frente a lo cual el sector avícola colombiano se viene preparando con medidas como el incremento del encasetamiento registrado en mayo, que fue del 10 por ciento.

El impreso explicó que, “En Colombia existen 642 plantas de sacrificio de bovinos; sin embargo, por aplicación del Decreto 1500 del Invima (Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos) de 2007, las que no estén al día con esa normatividad sanitaria no podrán operar a partir de 2016. Los cálculos iniciales dan cuenta de que 239 deberán cerrar sus puertas, si de manera acelerada no cumplen con las normas de inocuidad a las debieron ajustarse tras un plazo de nueve años. En la última reunión del Invima, se dijo que se cerrarían 20 mataderos mensuales, desde el 9 de agosto de este año”.

Publicidad

Vanguardiaconsultó este escenario con Andrés Valencia Pinzón, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, quien adelantó que, “Debido a esa norma, el mercado de la carne bovina tendrá un traspiés de abastecimiento que durará, por lo menos, un año mientras los frigoríficos certificados logran coparlo. Mientras los frigoríficos logran sustituir la producción que se perdería a causa del Decreto 1500, saldrían del mercado de carne bovina aproximadamente 250,000 toneladas en un periodo de un año, menos del 10 por ciento de ese mercado”.

Valencia Pinzón expresó que se daría una especie de sustitución de proteína animal, donde las carnes de cerdo y de pollo ganarían espacio; “Sin embargo, el sector avícola sería el más favorecido por tener un producto económico. Una muestra de lo anterior, es que el sector avícola desde que comenzó el 2016 no ha dejado de crecer y según los expertos, es ayudado por unas carnes de cerdo y de res más costosas, en medio de una economía en recesión”.

Destacó el directivo que, “La demanda de huevo está fortalecida en los estratos más bajos, los de menor poder adquisitivo. Ya vemos que el negocio del huevo dejó de ser cíclico al tener un crecimiento consecutivo al punto de superar el promedio de los 1,000 millones mensuales de unidades.

“Y el pollo, se puede decir que se estabilizó sobre las 110,000 y 115,000 toneladas mes. Esto significa que a corte del primer semestre el huevo tendrá un crecimiento entre 7 y 8 por ciento por producción de unidades y el de carne de pollo estaría entre 1 y 2 por ciento para un total del 3 por ciento. Estamos viendo un repunte del pollo, ya que el porcentaje de encasetamiento de mayo aumentó 10 por ciento”.