IVA de huevo y pollo bajaría a la mitad en Argentina

IVA de huevo y pollo bajaría a la mitad en Argentina

IVA de huevo y pollo bajaría a la mitad en Argentina

Buenos Aires, Argentina

En la actualidad, el gravamen al consumo en estos alimentos de primera necesidad está en 21 por ciento y bajaría al 10.5, según propuesta del ministro argentino de Agroindustria.

En la actualidad, el gravamen al consumo en estos alimentos de primera necesidad está en 21 por ciento y bajaría al 10.5, según propuesta del ministro argentino de Agroindustria.

El titular del Ministerio de Agroindustria de la Nación Argentina, Ricardo Buryale, manifestó recientemente, “Estar estudiando una rebaja del IVA en los productos avícolas”, según aparece consignado en El Cronista. El anuncio fue hecho en días pasados durante la celebración del Día Nacional de la Avicultura, en presencia de los presidentes de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia) y del Centro Empresas de Procesadoras Avícolas (Cepa), quienes reclaman desde hace tiempo por una corrección de dicho impuesto.

Publicidad

“Así, se pasaría del 21 por ciento al 10.5 por ciento, lo que los equipararía con el nivel que pagan otros alimentos, como la carne vacuna. Sería una medida de alivio para el sector que, según declaró Javier Prida, presidente de Capia, vio cómo los costos se incrementaron un 82 por ciento para los productores de huevos en un contexto de caída del consumo y exportaciones a la baja, lo que generó que la competitividad ganada con la devaluación del tipo de cambio se haya licuado”, explicaba el periódico.

Según las entidades gremiales, el sector avícola es el principal proveedor de proteína animal de los argentinos. En el país se consumen 114 kg per cápita por año de carnes, de los cuales 45 kg son de pollo y 17 kg de huevos. En paralelo, consumen 131 kg de proteína animal por año, y el sector avícola aporta 62 kg/per cápita al año a ese total.

Por último, además de la situación impositiva, Prida también manifestó que, “El sector está en alerta por las decisiones adoptadas por la Comisión Nacional del Trabajador Agrario, que modificaron el convenio colectivo del trabajador avícola (resolución 119), donde se otorgó un incremento salarial del 50 por ciento a pagar desde abril y julio de 2016 al sueldo básico de convenio, al que se le suma un 20 por ciento de presentismo y 10 por ciento o 20 por ciento según sea título escolar primario o secundario sobre el sueldo bruto. ‘En ese escenario, los trabajadores avícolas cobrarían más del doble de lo que actualmente cobra el peón rural, volviendo a la industria inviable”.