Colombia y sus 323 huevos per cápita: ¿realismo mágico?

Colombia y sus 323 huevos per cápita: ¿realismo mágico?

Colombia y sus 323 huevos per cápita: ¿realismo mágico?

Jakub Kapusnak | Rawpixel.com

Una corrección en el censo poblacional de ese país andino obligaría a actualizar al alza los cálculos de ingesta promedio para los alimentos de origen aviar.

A mediados de este año, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) informaba que el consumo promedio de huevos de mesa y carne de pollo en esa nación suramericana había llegado en 2017 a las 279 unidades y los 32.8 kilos, respectivamente.

Como es habitual, estos resultados se obtuvieron luego de consolidar la producción anualizada para luego dividirla entre la población nacional estimada (el contrabando no es representativo y las importaciones legales de pollo no superan el 3.8 por ciento de la producción local).

Publicidad

Es claro para Fenavi que en 2017 el sector avícola colombiano produjo 13,827 millones de huevos y 1,563,568 toneladas métricas de carne de pollo. Esas cifras no están en discusión. Las que sí cambiaron son las correspondientes a la población colombiana, que, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), es oficialmente de 45.5 millones de habitantes, y no los 50 millones que se manejaban a partir de una proyección basada en el anterior censo de 2005.

Esta nueva realidad demográfica fue confirmada el 6 de noviembre por el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, al dar a conocer los resultados finales del Censo 2018. En consecuencia, a la luz del nuevo número divisor, el consumo causado per cápita de huevos en Colombia subiría de 279 a 303 unidades, en tanto que la ingesta de carne de pollo pasaría de 32.8 kg a 34.4 kg (a diciembre de 2017).

A este crecimiento habría que sumarle las proyecciones gremiales al cierre de 2018. En huevo, aseguró Fenavi en julio de este año que la producción subiría a 14,700 millones de unidades, que divididas por 45.5 millones de colombianos, arroja 323 huevos de consumo promedio, uno de los más altos del mundo.

En lo que respecta a carne de pollo, esta vigencia lograría la marca de 1,590,432 toneladas métricas (insistimos, según estimaciones de la misma Fenavi), es decir, más de 1,590 millones de kilos que se traducirían en un consumo por persona de 34.95 kg. Estos son todos cálculos no oficiales, pero preparados con cifras oficiales.

Para el año 2019, las proyecciones de producción (y por ende, de consumo), están en espera de que se defina si se grava con IVA (impuesto al valor agregado) el huevo y el pollo, lo que provocaría una disminución en la demanda que Fenavi calcula entre 8 y 10 por ciento.

Quién iba a creer: un error de cálculo estadístico les terminaría dando un tremendo e inesperado empujón a los avicultores colombianos en su meta de que en ese país todos se coman al menos un huevo diario (365 al año por persona). Y quién quita, otra decisión oficial (ponerles IVA al pollo y al huevo) los podría devolver a donde estaban. Cosas de nuestro dinámico realismo mágico.