Precios de garantía y maíz no transgénico en México

Precios de garantía y maíz no transgénico en México

Precios de garantía y maíz no transgénico en México

Foto de Benjamín Ruiz

El nuevo presidente mexicano prometió cambios agrarios que incluyen el establecimiento de precios de garantía y la eliminación de los transgénicos. ¿Qué podría significar esto?

Finalmente, tras una larga espera de cinco meses, Andrés Manuel López Obrador tomó posesión como presidente de México el pasado sábado, 1 de diciembre. Dentro de un mes también tomará posesión Jair Bolsonaro como presidente de Brasil. Estamos hablando de dos políticas opuestas (izquierda y derecha) de las dos potencias avícolas latinoamericanas: Brasil en pollo, México en huevo.

Para centrarnos ahora en México, muchas son las expectativas, pero también muchas las críticas con este viraje en la política nacional. Dada la importancia de este evento, no pude sustraer mi atención del discurso durante la ceremonia de investidura del nuevo presidente. Pude detectar dos aspectos que pudieran impactar la producción de alimentos balanceados y, por ende, a la industria avícola, pues el 55.2 por ciento de estos son para aves.

Publicidad

Primero, López Obrador dijo que en México, el país de donde es originario el maíz, se va a promover la producción nacional y que habrá precios de garantía. Es buena idea producir más e impulsar el campo, pero ¿precios de garantía? Es como volver al pasado, a algo de alto riesgo y que destrozó al mercado. ¿Cuán altos o bajos serán estos precios de garantía? ¿De qué grano estamos hablando?

El otro aspecto fue que López Obrador dijo que no habrá transgénicos en el país. Espero que no sea una decisión meramente nacionalista y política, aunque es tranquilizador saber que Víctor Manuel Villalobos, el nuevo secretario de la flamante SADER (Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural), es un científico de buena reputación.

En cualquiera caso, no se dijo si es para maíz blanco (el de consumo humano) o maíz amarillo (el de consumo animal), aunque todo parece indicar que el asunto de los transgénicos es en la siembra del maíz blanco, base de la cultura nacional.

Cabe mencionar que México es autosuficiente en maíz blanco, el cual incluso exporta. Entonces, si el problema no es el maíz blanco, ¿cuál es el problema? Alguien por ahí me dijo que México sería más eficiente si sembrara maíz amarillo transgénico.

Habrá que ver qué pasa en estos próximos días. ¿Ustedes qué piensan?