Costa Rica: Pronóstico de su mercado avícola para el 2011

Costa Rica: Pronóstico de su mercado avícola para el 2011

Los productores avícolas costarricenses indican que los principales retos para este año serán: Consumidores cautelosos al comprar y aumento del precio de las materias primas.

Un año 2011 con leves mejorías, consumidores tímidos y aumentos en los precios de materias primas. Esto es lo que prevén casi unánimemente los dirigentes de las dos compañías avícolas más importantes de Costa Rica: Pipasa y División Industrial Pecuaria, Dipcmi. Aunque ambos reconocen que el 2010 fue un paso más hacia la recuperación de la crisis, la huella que dejó el periodo fue pequeña.

El gerente general de Dipcmi, Sr. Ricardo Vásquez, asevera que la división cumplió casi por completo la meta de 19 millones de pollos comercializables que se fijó el año pasado. A pesar de esto, el crecimiento alcanzó sólo el 5%.

Publicidad

Por su parte, el Sr. Víctor Oconitrillo, presidente de Corporación Pipasa, habla de una débil recuperación y de un consumidor que todavía no está comprando lo suficiente.

Los ejecutivos no revelaron cifras exactas, pero los datos globales de la Cámara Nacional de Avicultores de Costa Rica, Canavi, pueden reflejar una tendencia. Según su director ejecutivo, Sr. William Cardoza, en el 2010 la producción de carne de pollo fue de aproximadamente 100 millones de kilos. Lo cual, significa que el consumo per cápita está cercano a 21 kg al año, y esta cifra es muy próxima a los 100,547,888 kg reportados en el 2009.

En Costa Rica la compañía Pipasa abarca el 50% del mercado y Dipcmi entre el 28% y 30%, entonces las cifras se vuelven aún más claras.

Para el Sr. Cardoza, en el 2011 las perspectivas se mantienen positivas, pero tendrán que enfrentar uno de sus mayores retos: los precios de las materias primas.

De acuerdo a los empresarios reportaron aumentos hasta de 80% (con respecto a junio del 2010) en los precios de algunos de sus principales insumos como maíz amarillo y soya. Estos cultivos, fundamentales en la dieta de las aves, representan según el Sr. Cardoza, el 60% del costo total de la producción de carne de pollo y de huevo.

El presidente de Corporación Pipasa, Sr. Oconitrillo, expresó: “Pese a los esfuerzos por no afectar los precios finales al consumidor, los fuertes incrementos obligan a los empresarios a trasladar el costo”.

Precisamente esto es lo que ha estado sucediendo. Por ejemplo, Dipcmi, dueña de las marcas Pollo Rey, Propokodusa, Pollos Tío Pepe, Delji y Tico Pollo, ha tenido que incrementar los costos finales entre 5% y 7% sólo en lo que lleva el 2011.

Esta situación se agrava si se agrega un factor más: los incrementos constantes en los precios del petróleo. Para William Cardoza, la situación podría ser incontrolable, ya que se trata de factores netamente internacionales.

La alta demanda de producto por parte de China e India, la especulación de inversionistas que ven en las materias primas un buen negocio y el mal clima en las cosechas son claros síntomas de una nueva crisis internacional de granos.

Ante ese panorama compañías como Dipcmi se atreven a pronosticar apenas un 3% de crecimiento.

Sector de postura

Los productores de huevos informan que para los primeros meses de 2011, las ventas incluso han sido un poco más bajas de lo registrado en otros años.

Sin embargo, el gerente de las granjas Yema Dorada, Sr. Luis Mesalles, asegura que es difícil que la demanda del huevo caiga, ya que es de consumo popular. Las cifras lo respaldan. Según Canavi, en 2010 la producción de huevo alcanzó cerca de 825 millones de unidades, lo que significa un consumo per cápita aproximado de 180 huevos por año. Esa cifra representa 217 millones de huevos más que en el 2009.

Los problemas que están afectando al sectpr sigue siendo el mismo. Además del maíz, ya se están sintiendo aumentos de precios de la grasa y los suplementos nutricionales para las aves.

Para el Sr. Mesalles, la respuesta ante el panorama complejo es una sola: la eficiencia en el consumo de alimento de las aves. De hecho, en Yema Dorada ya están invirtiendo en equipo que genere ahorro y eficiencia.

Perspectivas a futuro

Aunque el contexto no es el ideal para la avicultura, algunos planes persisten.

Dipcmi, que había suspendido en el 2009 el plan de abrir su cadena de rosticerías Pollolandia, ya inauguró cinco establecimientos el año pasado. Para este año la cantidad de locales Pollolandia, orientados a pequeños y medianos empresarios, llega a 15 en el país y sigue la expansión a nivel regional.

Dipcmi cuenta hoy en total con 1.250 trabajadores y logró aumentar ese empleo en 4% entre 2010 y 2011.

Por otra parte, Canavi en conjunto al Servicio Nacional de Salud Animal de Costa Rica, Senasa, y del Ministerio de Comercio Exterior están trabajando en impulsar las exportaciones al resto de Centroamérica.

Aunque no se vislumbra fecha exacta de finalización del proyecto, también se están haciendo esfuerzos por cumplir con los estándares que permitan exportar a EUA.