Fusión de Sadia y Perdigão próxima a una resolución

Fusión de Sadia y Perdigão próxima a una resolución

La compañía BRF Brasil Foods tiene novedades sobre la transacción de la compra de Sadia desde el Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil.

Finalmente, el Consejo Administrativo de Defensa Económica, CADE, del Ministerio de Justicia de Brasil cuenta con buenas y malas noticias con respecto a la adquisición de Sadia por Perdigão. La buena noticia es que el organismo antimonopolio, finalmente va a tener un quórum para decidir sobre la compra de Sadia por Perdigão.

Desde noviembre, cuando terminó el mandato del presidente Arturo Badin y del consejero César Mattos, la compañía se quedó sin el quórum para el juicio. Sin embargo, la semana pasada, el Senado aprobó los nombres de Fernando Furlan para la presidencia y de Alessandro Octaviani para consejero. Actualmente, la Comisión de Asuntos Económicos del Senado hará las audiencias de confirmación de dos candidatos para el CADE, son: Marcos Paulo Veríssimo y Elvino de Carvalho Mendonça. El Sr. Furlan está impedido de votar en la compra de Sadia, pero los demás nombres garantizan el quórum mínimo de cinco consejeros, entre siete, de modo que el proceso de BRF sea presentado.

Publicidad

La mala noticia es que ciertamente habrá alguna restricción de los consejeros a la unión. Es demasiado pronto para evaluar si los nuevos consejeros seguirán la recomendación de la Secretaria de Desarrollo Económico, SEAE, del Ministerio de Hacienda, que concluyó que para la aprobación del negocio es necesario la licencia de la marca Sadia o de Perdigão a competidores, o la venta de marcas como Batavo, Doriana, Claybom y Escolha Saudável, o incluso la adopción de las dos restricciones.

Pero es muy probable que, dado el tamaño del negocio y su impacto en diversos sectores de la economía, los nuevos consejeros debatan sobre medidas capaces de minimizar los efectos de la adquisición de Sadia a otros competidores. Y estas medidas deben pasar por la imposición de condiciones a la compañía Brasil Foods.

La oficina del CADE ha informado que la compra de Sadia no es un negocio trivial y que la propia BRF ha hecho demandas para que el organismo antimonopolio haga un análisis, como el envío de documentos y opiniones de expertos. Por esto, todavía no ha llegado el momento de colocar el proceso en pauta para el juicio. Pero el caso, de acuerdo con CADE, no está detenido. Los análisis se están realizando y las alternativas serán examinadas para llegar a una solución.