Industria avícola chilena: A la vanguardia en normas productivas

Industria avícola chilena: A la vanguardia en normas productivas

Los productores avícolas chilenos son reconocidos a nivel internacional por cumplir con altos estándares productivos, ingresando así sus productos a los mercados externos más exigentes, además de abastecer con la misma calidad al mercado nacional.

Chile se encuentra ubicado geográficamente en la parte suroeste de América del Sur, cuenta con una superficie de 2,006,096 km2 y una población de 17.4 millones de habitantes. Su territorio se observa como una estrecha y alargada franja de tierra, limitando al este con la cordillera de los Andes y al oeste con el océano Pacífico. Estas fronteras ayudan a crear una barrera natural de bioseguridad que resguarda al país ante eventuales ingresos de enfermedades.

En los últimos años, Chile ha consolidado su economía lo cual ha permitido que sea considerada como una de las más desarrolladas de América Latina, con un crecimiento de 6.3 por ciento y un producto interno bruto de US$17,020 per cápita en 2011. Dentro de los factores que han influido en alcanzar este desarrollo se encuentran políticas gubernamentales y económicas estables, apertura a la inversión extranjera y facilidades de expandir el comercio a nivel internacional.

Publicidad

Crecimiento 

Las cifras alcanzadas en el ámbito económico por Chile han influido de forma positiva en el crecimiento del sector avícola, donde en la última década se produjo un aumento de la producción de 72.30 por ciento (Tabla 1). Para obtener esta evolución, los empresarios avícolas han realizado importantes inversiones, tanto en tecnología de última generación como en la dotación de profesionales del más alto nivel. Además, existe una preocupación constante por mantener una sanidad animal eficaz, donde han tomado responsabilidades en un trabajo conjunto, la empresa privada y el gobierno chileno, a través del permanente monitoreo de Servicio Agrícola Ganadero, con lo cual se ha optimizado la productividad, permitiendo entregar productos que cumplan con los altos estándares de calidad a nivel nacional e internacional.

Es así como la industria avícola, gracias a sus estándares productivos, se ha incorporado a la estrategia desarrollada por el gobierno de Chile y el sector privado, la cual posee como directriz principal la apertura comercial hacia nuevos mercados con el fin de ampliar las fronteras y lograr una visión avícola globalizada. Los acuerdos internacionales entre Chile y el resto del mundo, han tomado relevancia, como los Tratados de Libre Comercio establecidos con la Unión Europea, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y China, entre otros.

Producción del sector avícola cárnico  

En 2011, se estima que se produjeron aproximadamente 671,000 toneladas de carne de ave. De acuerdo a las estadísticas entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile, durante el primer semestre de 2011 se alcanzó una producción de 319,211, superando en 16.0 por cierto a la cifra alcanzada en igual periodo del año anterior. El aporte de carne de ave está distribuido en 84.9 por cierto en pollo de engorde, 14.3 por cierto en pavos y la diferencia de otras aves. Al observar la Tabla 1, donde se muestra el crecimiento de la producción de carne en la última década en Chile, se presentan dos disminuciones importantes en la producción. La primera de éstas, se generó en el año 2007 debido al incendio de una de las principales plantas faenadoras de Chile, perteneciente a Agrosuper, la compañía pudo recuperarse del estrago y comenzó a retomar su nivel producción el año 2008.

El otro acontecimiento fue en 2010, donde un terremoto de 8.1 Richter afectó a Chile, lo que provocó grandes pérdidas en la producción de carne de ave, disminuyó en 1.7 por ciento con respecto al año precedente, logrando solamente 499,000 toneladas.

Por otra parte, como consecuencia de esta catástrofe natural, la relación de tasa cambiara y la disminución de los precios internacionales casi duplicaron las importaciones de carne de pollo con respecto al año anterior. Es así como, las cifras alcanzadas fueron de 76,432 toneladas de carne de ave importada el 2010 frente a las 37,549 toneladas del 2009. Debido al tipo de cambio, durante el primer semestre de 2010 el principal ingreso de carne de pollo fue de procedencia argentina.

En el primer semestre del 2011, las importaciones de carne de ave fueron de 35,337 toneladas, valorizadas en US$60.1millones, una disminución de 5.2 por ciento en volumen y un aumento de 2.2 por ciento en valor, conforme al mismo período de 2010. Los países proveedores fueron Argentina: 50.4 por ciento; EUA, 26.7 por ciento y Brasil, 22.9 por ciento.

Concentración de las empresas  

Las empresas avícolas chilenas se localizan geográficamente entre las regiones V, VI y Región Metropolitana, ya que en esta zona se encuentra el valle central, el cual posee un clima templado y un medio ambiente óptimo desde el punto de vista de sanidad y de bienestar para las aves. Históricamente, las empresas avícolas están concentradas a nivel industrial, existiendo empresas que operan exclusivamente en este país, que se encargan de desarrollar todo el proceso de producción a través de una producción vertical, es decir, desde la granja a la mesa, garantizando un gran nivel de bioseguridad, inocuidad, altos estándares de calidad y trazabilidad de sus productos avícolas.

Las principales empresas productores de pollos de engorde son: Super Pollo, Ltda; Agrícola Ariztía, Ltda.; Don Pollo; Pollos Santa Rosa y Agrícola Tarapacá. En pavos: Sopraval Ltda.; Agrícola Ariztía y Agrícola Vizcaya.

Exportaciones  

En la última década las exportaciones de carne de ave han exhibido un incremento significativo, siguiendo la tendencia de la producción y la consolidación en el mercado externo. Es así como en 2009 se registró un récord del volumen exportado, con 99,362 toneladas y un valor de US$201 millones. Sin embargo, como se explicó anteriormente, por causa del terremoto, en el 2010 se produjo una disminución de las exportaciones de 10.6 por cierto con respecto al año anterior.

Durante 2011, se muestra una tendencia alcista como se indica en la Tabla 2, solamente durante el primer semestre del año pasado se registraron envíos de carne de ave que ascienden a 46,798 toneladas, un aumento de 39.7 por ciento y con un valor de US$118.5 millones. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, 2011 cerró con un monto aproximado a US$250 millones. En relación a los países importadores, los principales envíos con respecto a su valor fueron: México, 24.8 por ciento; Reino Unido, 15.2 por ciento; EUA, 12.3 por ciento; China, 11.7 por ciento y Japón, 10.0 por ciento.

Consumo de carne de ave 

Durante el año 2011, el consumo cárnico per cápita en Chile alcanzó a 84.2 kg, lo que refleja una variación positiva de 2.6 por ciento de acuerdo a un estudio realizado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa. Entre las carnes más consumidas por los chilenos el año pasado estuvo la carne de ave (Figura 1) con 36.1 kg per cápita, distribuidos en 31.4 kg para pollos y 4.7 kg para pavos. Con respecto a las otras carnes lograron un consumo de 25.7 kg para la carne porcina y 21.7 kg para la bovina.

Este mayor consumo de carne de ave adoptado por los chilenos se debe al sobresaliente progreso alcanzado por la industria avícola, lo cual ha permitido posicionar la carne de ave entre la población como un producto más económico frente a otras carnes, saludable y de alto valor proteico.

Sector de Postura  

De acuerdo a los antecedentes de Instituto Nacional de Estadísticas y la Asociación de Productores de Huevos, la producción de huevos en Chile ha ido aumentando en los últimos cuatro años a una tasa promedio anual de 2.6 por ciento.

La producción de huevos del 2011 alcanzó 3,169,855, un incremento de 4.6 por ciento con respecto al año anterior (Tabla 3). La demanda por huevos continúa influenciada por el crecimiento de la población, el aumento del ingreso disponible de las personas, el alto precio de los productos sustitutos como la carne, compensado en parte por el precio de los huevos.

La comercialización de huevos es relativamente competitiva. Los principales productores son: Avícola Andina SpA; Agricovial S.A.; Emilio Silva e Hijos Ltda.; Agrícola Santa Marta de Liray; Granja Avícola Agrícola Arizona Ltda.; Avícola y Comercial El Toco Ltda.; Avícola Las Rastras; La Granja S.A.; Agrícola Chorombo S.A. y Sociedad Agrícola Los Tilos Ltda.

Materia primas 

El maíz es la base de la alimentación de las gallinas ponedoras y constituye entre el 65 y 70 por ciento del costo de producción del huevo. Por esto, su precio es muy relevante para la rentabilidad del negocio, así como la posibilidad de traspasar sus fluctuaciones al precio del consumidor. Esto cobra especial importancia en los últimos años, donde el maíz y la soja han tenido un alza importante a nivel internacional. En Chile, los granos son principalmente importados de Argentina y Brasil.

Consumo de huevo  

La evolución del consumo de huevos, durante los últimos años, de acuerdo a la Asociación de Productores de Huevos de Chile mantiene su tendencia positiva (Figura 2), aunque muestra una menor tasa de crecimiento durante los últimos tres años. En el año 2011 se consumieron 176 huevos por persona en Chile, muy por debajo del consumo de países desarrollados y México que se destaca en América Latina por tener un consumo per cápita sobre los 300 huevos al año. Esto muestra que el huevo tiene un gran potencial de crecimiento en este país, debido a que con los años se han dado a conocer trabajos científicos que avalan las cualidades del huevo como un producto de bajo costo, especialmente si se considera la calidad y el valor proteico de este alimento.

Producción limpia 

Además de la carne de ave, los productores de huevos chilenos también han alcanzado un alto nivel de calidad en sus procesos y productos a través de normas de bioseguridad y producción limpia, garantizando un producto sano y de alto valor nutritivo con manejos productivos eficientes y sustentables con el medio ambiente.

Bajo esta premisa han implementado la Certificación de “Acuerdo de Producción Limpia”, la cual está al alcance de todas las empresas, ya que es una herramienta que permite lograr una mejor estrategia productiva, con buenas prácticas agropecuarias que permitan abordar temas como el del manejo del guano de ave de postura, gestión de olores y vectores, condiciones sanitarias de las instalaciones donde se envasan los huevos y bioseguridad de planteles.

En estos momentos, 77 por ciento de las instalaciones del sector de postura de Chile cuenta con la certificación de Producción Limpia, otorgando mayores estándares de calidad de manera sustentable.

Asociaciones que apoyan los desafíos 

La Asociación de Productores Avícolas y la Asociación de Productores de Huevos, ASOHUEVOS, tienen como finalidad representar al sector ante organismos gubernamentales y diversas organizaciones gremiales, nacionales y extranjeras; apoyar a sus asociados entregándoles información de cifras sobre suministros y estadísticas; proveer información técnica y científica a través de la mantención de estadísticas productivas, comerciales y regulatorias del sector a nivel nacional e internacional; promover acciones relativas a la mantención y mejoramiento del patrimonio sanitario; desarrollar proyectos, programas técnicos y comerciales tendientes a apoyar a la industria en materias de fomento a las exportación y brindar soporte en la implementación de nuevos desafíos.

Metas y proyectos  

La industria avícola de Chile abastece al mercado interno con productos de alta calidad y a un precio asequible, por lo cual el año 2011 ha alcanzado un consumo per cápita de 36.1kg, siendo esta carne la preferida entre los consumidores chilenos. Es más, en los últimos años el gran desafío de las empresas ha estado concentrado en continuar con su plan exportador, potenciando su presencia en el mercado mundial con productos que han alcanzado un reconocimiento en los más exigentes mercados por sus altos estándares de productividad.