República Dominicana: industria avícola atomizada pero con ventanas de oportunidad

República Dominicana: industria avícola atomizada pero con ventanas de oportunidad

La República Dominicana, en el mar Caribe comparte la isla La Española con la República de Haití al occidente. La República Dominicana cuenta con casi 50 mil km2 de superficie y prácticamente con 10 millones de habitantes. Paraíso vacacional, hogar del merengue y la bachata, los dominicanos son también buenos consumidores de pollo en Latinoamérica.

Hablar de estadísticas de producción de este país caribeño es hablar de algo casi intangible, difícil de conseguir, pero como esta sección intenta solamente dar una imagen de las industrias avícolas del hemisferio, sin pretender ser punto de referencia, nos basaremos en la información disponible.

Publicidad

El sector avícola 

El sector avícola dominicano, a diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos, parece que carece de una agrupación gremial nacional que los englobe a todos, aunque no estamos ciertos del todo a este respecto. Lo que sí existen son varias asociaciones locales que le han dado forma a la industria. Tal es el caso de la Asociación de Productores Agropecuarios de Moca y Licey al Medio, Aproamoli; la Asociación De Pequeños Productores Avícolas Moca-Licey, Approamoli; la Asociación de Productores de Pollos del Cibao, la Asociación de Criadores de Pollos del Norte, Asopollón; la Asociación Nacional de Productores de Huevos, Asohuevos; y la Confederación de Distribuidores de Pollo, Conadipollo.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura publicó hace 9 años un estudio sobre el mercado de pollo en ese país. En el informe que publicó, mencionan cuáles son los principales problemas que afectan la eficiencia del mercado de pollo, entre los que encontraron tres tipos: 

  1. Problemas de eficiencia tecnológica: tales como sistemas inadecuados de distribución del pollo fresco, falta de equipos de refrigeración, inestabilidad del suministro de electricidad y la falta de aplicación de normas sanitarias y de calidad.
  2. Problemas de eficiencia de precios: como las restricciones a la importación de reproductoras y huevos fértiles, amenazas de daños a la industria por la importación de partes traseras del pollo (muslos), procedentes principalmente del mercado estadounidense, restricciones a la importación de pollos, altas tasas de interés y la concentración del mercado.
  3. Diversidad de criterios y objetivos sobre la eficiencia del mercado del pollo

Producción avícola 

Como comentábamos, conseguir estadísticas de la producción avícola quisqueyana es una tarea difícil. El Ministerio de Agricultura publica con alguna periodicidad las estadísticas de producción del sector. Según las últimas cifras publicadas hasta el 2009, muestra que desde el 2000 aumentó la producción de pollo en un 50 por ciento, mientras que la producción de huevo aumentó en un 56 por ciento. Según nuestras estimaciones, publicadas en esta revista en el mes de enero de este año, la producción de pollos se ubica en 163 millones de aves al año, mientras que la población de ponedoras es de 7 millones de aves en producción. De acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura, en 2009 se produjeron 328 mil toneladas de pollo y 174 millones huevos. Cabe señalar que los datos publicado vienen en quintales, para lo que se consideró que un quintal son 45.4 kg para realizar los cálculos en sistema métrico.

Principales empresas 

Las principales empresas productoras de pollo, según nuestros datos, son Pollos Veganos, con 20 millones de aves al año, Alimentos Superalba con 8 millones, Agroindustrial Carolina con 7.5 millones, Agromickey con 7 millones y Corporación Vegana con 6 millones de pollos al año. En cuanto a la producción de huevo, Corporación Avícola Jarabacoa tiene 700 mil aves en producción, Endy Agroindustrial 650 mil, Granja Joselyn con medio millón de gallinas, Pronaui y Agroindustrial Wilse con 400 mil cada una. Pero, una vez más, esto ha sido solamente estimaciones, ya que no ha sido posible establecer las relaciones necesarias para corroborar estos datos.