6 claves para manejar aves de traspatio adecuadamente

6 claves para manejar aves de traspatio adecuadamente

(Malgorzata Litorowicz | FreeImages.com)

Varios brotes de infecciones por Salmonella en Estados Unidos han sido vinculados a aves de corral domésticas, por lo que las autoridades sanitarias emitieron estas claves para su manejo adecuado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos mantienen investigaciones sobre varios brotes de infecciones por Salmonella que podrían relacionarse al contacto con aves domésticas o de traspatio.

Del total de 768 casos de infecciones por Salmonella reportados hasta el 13 de junio en 48 estados, 122 resultaron en hospitalizaciones y dos en muertes, una en Texas y una en Ohio. El 24% de los casos ocurrieron en niños menores de 5 años, según el reporte de los CDC.

Publicidad

También podría interesarle: Sondeo Cincap: cae, pero sigue mito de hormonas y pollo

Además, de las 237 entrevistas realizadas a personas enfermas, el 75% dijo haber tenido contacto con pollitos o patitos. Es por esto por lo que los CDC emitieron una lista de recomendaciones para el manejo adecuado de aves de traspatio.

  1. ¡Lávese las manos!

“Las aves de corral podrían tener bacterias Salmonella en sus excrementos o en su cuerpo (plumas, patas y pico), incluso cuando parecen estar sanas y limpias. Las bacterias pueden estar en jaulas, gallineros, recipientes para alimentos y agua, heno, plantas y el suelo del área donde las aves viven y merodean”, explica el reporte.

La infección puede ocurrir cuando las personas se llevan a la boca las manos u otros objetos que tuvieron contacto con las aves. El contagio puede ocurrir con el contacto con la ropa y zapatos también.

Por esto, lo primordial tras tocar las aves de traspatio es lavarse las manos con agua y jabón o desinfectante. “Los adultos deben supervisar el lavado de manos de los niños pequeños”, sugieren los CDC.

  1. Las aves y los zapatos de la granja fuera de la casa

Para evitar algún contagio con bacterias, mantenga las aves de traspatio fuera de la casa, sobre todo de las áreas donde se preparan o manejan alimentos, indican los CDC.

La agencia también recomienda que “separe un par de zapatos para usarlos cuando esté ocupándose de las aves de corral y manténgalos fuera de la casa”. Cuando vaya a limpiar objetos que hayan tenido contacto con las aves, hágalo fuera del hogar.

  1. Evite que los más vulnerables toquen las aves

“Los niños menores de 5 años, los adultos mayores de 65 años y las personas con el sistema inmunitario debilitado no deben manipular ni tocar pollitos, patitos u otras aves de corral”, recomienda la agencia federal estadounidense.

Además, evite llevar o tener aves de traspatio en guarderías, prescolares, hospitales u hogares de ancianos para reducir las posibilidades de un contagio a los más vulnerables.

  1. No coma cerca de las aves ni las bese

Otro punto importante que destacan los CDC es que cuando vaya a ingerir alimentos, lo haga lejos de las aves de traspatio y los lugares donde viven o merodean.

“No bese ni abrace a las aves de corral y luego se toque la cara o la boca”, añade el reporte.

A las personas en Estados Unidos, se les recomendó también comprar las aves de traspatio en los criaderos que participen del Programa de Monitoreo de Salmonella.

  1. Manejo de los huevos: mantenga el gallinero limpio

Los CDC explican que las cáscaras de los huevos también podrían estar contaminadas por Salmonella de los excrementos de las aves o los nidos. Por esto, recomiendan lavarse siempre las manos cuando maneje los huevos y mantener el gallinero, los pisos, los nidos y los posaderos limpios.

“Recoja los huevos con frecuencia. Los huevos que se dejan más tiempo en el nido pueden ensuciarse con más caca o romperse. Bote a la basura los huevos rotos”, sostiene el reporte.

  1. No lave los huevos con agua, cocínelos bien

La agencia estadounidense explicó que, al lavar los huevos de aves de traspatio con agua fría, se toma el riesgo de que el agua provoque que las bacterias Salmonella que se encuentran en la cáscara entren al huevo. Por eso, mejor “limpie los huevos que tengan polvo o residuos con un papel de lija fino, un cepillo o un trapo”. Para almacenarlos, se recomienda su refrigeración.

“Cocine bien los huevos a fin de que la yema no esté líquida y la clara esté firme. Los huevos crudos o poco cocidos podrían contener bacterias Salmonella que lo pueden enfermar”, se recomendó.

Síntomas de infección por Salmonella

Diarreas, vómitos, fiebre y cólicos abdominales son algunos de los síntomas de infección por Salmonella. Los CDC recomiendan que llame al médico si sus hijos tienen:

  • Diarrea que no mejora después de un día.
  • Vómitos que duran más de 12 horas en los bebés, un día en niños menores de dos años o dos días para los niños de 3 años o más.
  • Síntomas de deshidratación, como no orinar por más de tres horas, tener la boca o lengua seca o llorar sin lágrimas.
  • Fiebre de más de 39ºC (102ºF).
  • Heces (excrementos) con sangre.

En el caso de los adultos, llame al médico si tiene:

  • Diarrea que no mejora después de dos días.
  • Vómitos que duren más de dos días.
  • Signos de deshidratación.
  • Fiebre de más de 39ºC (102ºF).
  • Heces con sangre.