7 titulares avícolas que (quizás) leeremos en 2020

7 titulares avícolas que (quizás) leeremos en 2020

(Imágenes de Rawpixel.com)

El año que despedimos deja pendientes que podrían concretarse en la próxima vigencia; démosles un repaso. ¡Nuestros mejores deseos para toda la avicultura latinoamericana!

  1. OIE no proscribe ningún sistema para ponedoras

En mayo, cuando se dé en París la habitual asamblea mundial de delegados, la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE) estaría confirmando lo que el sentido común y la experiencia en todos los continentes ha venido arrojando: hay bienestar animal en todo sistema de producción bien gestionado.

  1. China vuelve a enamorarse del pollo estadounidense

Varios anuncios y todavía ningún acuerdo para poner fin a la guerra comercial entre las dos mayores potencias económicas. Si se concreta lo que podría ser una “victoria” norteamericana, millones de toneladas de carne estadounidense llegarán al gigante asiático, liberando presión a los mercados regionales, pero también disminuyendo el interés chino por proteína paraguaya, uruguaya, boliviana y hasta colombiana que estaban haciendo fila.

Publicidad
  1. Exportar para crecer, esquivo anhelo

Aparte de la inminente reactivación de exportaciones cárnicas estadounidenses a China, hay otras realidades a tener en cuenta. Con seguridad desde Honduras se seguirá diciendo que están a pocos meses de exportar pollo a Estados Unidos, como hace varios años. También me atrevo a afirmar que la Unión Europea no correrá mucho para facilitar la importación de pollo desde el Mercosur, así el Reino Unido salga del club este 31 de enero.

  1. Animalistas sabotean avícolas en más países

No son muchos, pero sí muy ruidosos y hasta con “buena prensa”. Ya se manifestaron en Colombia y es probable que se expandan con sus escraches a Perú y Ecuador, amén de lo que ya vienen haciendo en México, Brasil y Argentina. Eso y obstaculizar nuevos megaproyectos avícolas parecieron actividades más frecuentes en 2019 que, por ejemplo, los anuncios de “compromisos empresariales” con huevos libres de jaula. En esto último, ¿ellos también estarán “apuntando” al mercado asiático?

  1. Tecnología, oportunidad y amenaza para la avicultura

De seguro estaremos más cerca de lograr un método eficiente y masivo para el sexaje en huevo, habrá mejores conversiones gracias la profundización en ‘big data’ e internet de los animales y ni qué decir de más avances en sustitución energética. En contraparte, las subastas virtuales de parvadas y de su producción, al igual que propuestas disruptivas como la carne de laboratorio prometen sacudir en breve el actual modelo de negocio.

  1. Pollo y huevo, ‘demonios’ a imitar

Enero es el mes de titulares como “Proponen impuestos a la proteína animal para salvar el planeta”, “Comer proteína animal acorta esperanza de vida” e incluso en 2020 acogerá el primer aniversario de la “Dieta del Planeta”, que bajo la amenaza del apocalipsis climático y alimenticio nos pide que comamos un huevo cada 10 días y 29 gramos diarios de pollo. Curiosamente, quienes proponen estas radicales políticas apoyan las cada vez más fieles imitaciones de pollo y huevo veganos, hechos con vegetales altamente procesados.

  1. Avicultura: en el ojo de nuevas decisiones políticas

Pese a la consuetudinaria ineficiencia para hacer cumplir las normas que expiden, veremos con seguridad anuncios de distintas oficinas gubernamentales en temas tan variados como uso de antibióticos, huella de carbono, bienestar animal, consumo de agua, derechos laborales, comercio exterior, respeto al consumidor y planes de ordenamiento territorial. Los radicales cambios políticos en Argentina y Bolivia dieron los abrebocas. En el primer país, desestimularon exportaciones de granos para abaratar precios internos de otros productores como las avícolas; en el segundo, liberaron los mismos insumos para exportar y los avicultores se quejan porque aumentarán costos.